Pedro Sánchez es nombrado líder del PSOE en España

El nuevo líder del Partido Socialista Obrero Español, quien ganó las elecciones primarias en julio, fue ratificado por el 86.19 por ciento de los votos en el congreso federal del PSOE.
 El nuevo líder del PSOE fue avalado por el 86.19 por ciento de los votos de los mil 19 delegados asistentes al congreso federal del Partido Socialista Obrero Español.
El nuevo líder del PSOE fue avalado por el 86.19 por ciento de los votos de los mil 19 delegados asistentes al congreso federal del Partido Socialista Obrero Español. (EFE)

Ciudad de México

El nuevo líder del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), Pedro Sánchez, dijo al presidente de España, Mariano Rajoy, que "si quiere regenerar la democracia, que empiece por limpiar su propia casa", durante su primer discurso al frente del partido.

Con el 86.19 por ciento de los votos, el congreso federal del PSOE ratificó a su nuevo líder Pedro Sánchez, quien el 13 de julio ganó las elecciones primarias abiertas.

En su primer discurso al frente del partido, Sánchez aseguró que ayer fue mal día para la derecha española porque el PSOE está "de regreso" y va "por la remontada".

"Es un mal día para los tramposos que se envuelven en la bandera de España y se llevan sus dineros a los paraísos fiscales, es un mal día para los que únicamente tienen un proyecto, atacar a los socialistas, para los que necesitan decir que todos somos iguales para sentirse diferentes", afirmó el dirigente, de 42 años de edad.

El madrileño Pedro Sánchez dijo que los socialistas van a protagonizar una "remontada" en los próximos meses y recordó a todos sus compañeros que son "los sucesores del partido más importante de España", que ha logrado los "mayores avances".

"Aquí estamos, en pie, en marcha, de regreso, para cambiar España una vez más, lo hemos hecho dos veces y lo vamos a volver a hacer una tercera", mencionó Sánchez, elegido sucesor de Alfredo Pérez Rubalcaba el pasado 13 de julio por los militantes del PSOE, el principal partido de oposición en España.

El político socialista prometió que, en caso de convertirse en candidato a la presidencia en las elecciones del próximo año, lo primero que hará será derogar la reforma laboral impuesta por Rajoy que, dijo, ha provocado más desempleo y ha colmado la paciencia de muchos trabajadores, sobre todo jóvenes.

En España hay 5.5 millones de personas sin trabajo, la segunda peor cifra de Unión Europea.

Sánchez, que nombró a una gran cantidad de políticos jóvenes en la nueva cúpula del PSOE, prometió acabar con el aforamiento de los cargos públicos; limitar los mandatos presidenciales a dos legislaturas; reorganizar la financiación de los partidos "para evitar otra Gürtel" -el mayor caso de corrupción que involucra a varios políticos del Partido Popular-; endurecer el código penal por los delitos de corrupción y derogar la ley del aborto, entre otras.

"Somos el partido que aspira a gobernar y a nosotros las promesas sabemos que no nos salen gratis", mencionó.

Dijo que para "recuperar" la confianza de toda la gente a la que pretende llegar sólo hay que "cumplir lo que prometemos, ni más ni menos", recalcó ante socialistas como Felipe González, José Luis Rodríguez Zapatero y Pérez Rubalcaba.

El nuevo líder del PSOE dijo a Mariano Rajoy que si en realidad pretende "resolver sus líos internos" y regenerar la democracia, "que coja la escoba y empiece a limpiar su casa".

Pedro Sánchez, quien prometió no caer en el populismo, denunció que España es hoy "un país hastiado, indignado y herido" y garantizó que se va a dedicar a "cobijar y proteger" a los que sufren.

Explicó que se va a centrar en la "defensa de la clase media y trabajadora", que está "hundida por las políticas económicas de Rajoy", por lo que buscará liderar un "cambio de abajo a arriba" que empiece por el partido y alcance también a España.

Mariano Rajoy recibirá a Pedro Sánchez en el Palacio de la Moncloa mañana.