PP acusa al PSOE de inclinarse por el extremismo radical

El Partido Popular, en el gobierno, calificó al líder socialista, Pedro Sánchez, de ser una copia del ex presidente Zapatero, y criticó duramente las próximas alianzas con el izquierdista Podemos.
Pablo Iglesias, líder del partido izquierdista Podemos, rechaza un frente de izquierdas ante los comicios generales de diciembre
Pablo Iglesias, líder del partido izquierdista Podemos, celebra los últimos resultados electorales en Madrid (Reuters)

Madrid

El gobernante Partido Popular (PP) acusó al líder del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), Pedro Sánchez, de ser una “copia” de José Luis Rodríguez Zapatero y acusó a los socialistas de inclinar por el “extremismo radical” tras las inminentes alianzas con Podemos.

Las acusaciones fueron hechas por Carlos Floriano, vicesecretario de Organización y Electoral del PP, quien añadió que los acuerdos con el partido que encabeza Pablo Iglesias son “un error histórico para España”. Además, señaló que Sánchez, es “cada vez más una copia” del ex presidente Rodríguez Zapatero, porque podía haber optado por la “moderación” y eligió “radicalidad”.

“Cada vez queda menos del Pedro Sánchez que se presentaba como una persona moderada y cada vez es más una copia de Rodríguez Zapatero. Es una persona a la que le gustan las políticas de enfrentamiento y de extremismo”, afirmó Floriano.

De acuerdo al “número tres” del PP, la nueva dirección del Partido Socialista “con sus acciones se ha situado en la izquierda radical”, algo que, a su entender, refleja “una irresponsabilidad carente de cualquier mínimo sentido de Estado”.

Subrayó que hasta destacados dirigentes del PSOE, “algunos de ellos históricos”, están “valorando” la actuación del partido como un “error histórico para su propio partido”. “Optar por extremismo y radicalidad como está haciendo Pedro Sánchez es un error histórico para nuestro país”.

Floriano destacó los avances de España con las políticas reformistas del PP y los esfuerzos de los españoles y avisó que el Partido Socialista “está proponiendo una vuelta a políticas fracasadas” pero “en esta ocasión con radicales de la extrema izquierda y contra la voluntad mayoritaria de los españoles”.

“Mostramos nuestra profunda preocupación por esta deriva por la que va el PSOE e insistimos, no tanto en lo que al PSOE le pueda suceder, sino en las consecuencias que puedan derivar para la salida de crisis”, aseguró el político y criticó que los socialistas opten por la “exclusión” del PP “desde el principio”.

Para Carlos Floriano el Partido Socialista tenía “la posibilidad de optar por otros partidos” y “han decidido pactar con fuerzas radicales”. “Podían haber facilitado que gobierne la lista más votada y no lo han hecho en ningún sitio. Han preferido en cualquier caso alejarse del PP para apoyar o apoyarse en partidos radicales y eso nos parece una deriva peligrosa para nuestro país”, concluyó.

“Caballo de Troya” de Podemos

Mientras que desde Barcelona, el ministro del Interior, Jorge Fernández, también criticó la política de pactos del PSOE tras las elecciones del 24 de mayo porque tienen como único objetivo desalojar al PP de las instituciones. “Son el ‘caballo de Troya de Podemos”, dijo.

Según el ministro, el PSOE impulsa “pactos anti PP que tienen por objetivo, no garantizar la gobernabilidad y la estabilidad de las instituciones, sino simplemente, y al margen de la voluntad de los electores, desalojar al PP de los gobiernos municipales”.

Señaló que el PSOE, “con tal de desplazar al PP del Gobierno sea capaz de pactar con todo tipo de fuerzas”, y aseguró que para salir de la crisis es necesario tener estabilidad en las instituciones, y, para él, estos pactos son contrarios a la estabilidad.

Calificó de “tremenda irresponsabilidad que lo haga el PSOE, que aspira a gobernar España”, e indicó que esta política de pactos es negativa para el presente y futuro de España porque no garantiza la estabilidad.