PC chino insta a que no se juegue al popular "mahjong"

El diario oficial del Partido Comunista, en plena campaña anticorrupción, urgió a los funcionarios a abandonar el milenario juego de mesa chino, con millones de aficionados, en el que se suele ...
Un juego de mahjong en desarrollo
Un juego de mahjong en desarrollo (Wikipedia)

Pekín

El milenario juego de mesa chino del "mahjong", que cuenta con millones de aficionados en la potencia asiática, ha sido criticado por el diario oficial del Partido Comunista (PCCh), que en plena campaña anticorrupción urgió hoy a los funcionarios a abandonar el pasatiempo.

"Algunos han llevado la afición demasiado lejos", dice hoy un editorial del Diario del Pueblo sobre el popular juego, en el que se suele apostar dinero, y añade que "el fenómeno de que funcionarios comunistas se vayan de retiro a divertirse, jugar al 'mahjong' y al póquer, debe terminar".

Jugado normalmente entre cuatro personas, el 'mahjong' es uno de los pasatiempos más habituales entre la población china, cuyo origen data de hace miles de años y que se practica con fichas parecidas a las del dominó tanto en espacios públicos -una partida en plena calle es una estampa clásica en China- como en privados.

El artículo también insta a que se acabe con "el gasto de dinero público en visitas que supuestamente son de trabajo, y en las que simplemente se va a lugares históricos a divertirse". En el mismo estilo, el diario ya apuntó el pasado año contra las fiestas secretas en saunas que realizan funcionarios del Partido Comunista y al consumo de alcohol.

Además, el lunes el Gobierno chino emitió una prohibición contra los clubes privados en edificios históricos y parques públicos, a veces frecuentados por funcionarios, según publicaron medios oficiales.

Tanto el artículo del diario, que se interpreta como un mensaje del Gobierno al ser el periódico oficial del Partido Comunista, como la medida del lunes se enmarcan dentro de la controvertida campaña contra la corrupción y el dispendio que emprende el Ejecutivo de la potencia asiática desde 2013.