PC de Cuba anuncia nueva ley electoral en 2018

Las medidas se desarrollarán hasta 2018, cuando finaliza el actual mandato presidencial de Raúl Castro, según el liderazgo del Partido Comunista de Cuba.
Cubanos asisten a la celebración de los 50 años de la revolución el 1 de enero de 2009 en Santiago de Cuba
Cubanos asisten a la celebración de los 50 años de la revolución el 1 de enero de 2009 en Santiago de Cuba (AFP)

La Habana, Washington

El liderazgo del Partido Comunista de Cuba (PCC) anunció hoy la puesta en práctica de un conjunto de medidas desde ahora hasta 2018, cuando finaliza el actual mandato presidencial de Raúl Castro, que incluyen la adopción “de una nueva ley electoral”.

“Con relación al proceso eleccionario se prevé que incluya las elecciones parciales (municipales) en abril de 2015; la puesta en vigor de una nueva ley electoral; y la posterior realización de elecciones generales”, dijo un informe oficial transmitido por el noticiero estelar de la televisión nacional.

El presidente Castro, quien encabezó la reunión del PCC, ha anunciado que cuando concluya su mandato presidencial en 2018, la llamada generación fundacional de la revolución cedería el paso a un nuevo liderazgo político.

El informe no dio detalles del alcance de la nueva ley electoral, en momentos que partidarios de la revolución han sugerido a la dirección del país modernizar la ley vigente, incluyendo el voto secreto y directo para la selección del próximo presidente de la república. Hasta este momento, esa elección se realiza por los miembros del Consejo de Estado, elegidos de forma indirecta por la ciudadanía.

La televisión cubana dijo también que se aprobó la generalización de un experimento realizado en dos provincias occidentales para dotar de mayor autonomía a los gobiernos municipales, a los que definió como “elemento principal del sistema de dirección territorial del país”.

Igualmente se convocó para abril de 2016 la realización del VII Congreso del PCC, que tiene entre sus objetivos establecer las líneas políticas, económicas  y sociales a seguir en el país durante un quinquenio. En la reunión, el canciller Bruno Rodríguez informó sobre “el estado actual de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos”, dijo el noticiero.

El X Pleno del Comité Central del partido único que gobierna la isla "aprobó este lunes la planificación de un conjunto de actividades que deberán realizarse en el periodo del 2015 al 2018 (...). En dicha programación se incluyen el VII Congreso del PCC", según una nota publicada en el diario oficial Granma y otros medios estatales este lunes en la noche.

El Congreso es la máxima instancia del PCC, fundado hace medio siglo por Fidel Castro con la fusión de tres grupos que combatieron al dictador Fulgencio Batista, derrocado el 1 de enero de 1959.

"En abril del 2016 se celebrará el VII Congreso del PCC. En consecuencia, desde ahora y hasta el primer cuatrimestre de ese año se llevarán a cabo asambleas municipales y provinciales de la organización, la preparación de cuadros y militantes, la realización de una consulta popular y el procesamiento y aprobación de los documentos finales" a discutir en el cónclave partidario, según la nota.

El anterior Congreso, en abril de 2011, aprobó las reformas económicas de Raúl Castro, ahora de 83 años, y lo eligió primer secretario del PCC en reemplazo de su hermano Fidel, cinco años mayor, quien le delegó el gobierno de la isla en julio de 2006 por razones de salud. Los medios no dijeron cuáles serán los documentos a discutir en el Congreso.

El viernes próximo, representantes de los gobiernos cubano y estadunidense se reunirán en Washington en una segunda sesión de negociaciones, que tiene entre sus objetivos la apertura de embajadas en los dos países. Las primeras conversaciones se realizaron en enero en la Habana.

EU, preocupado por disidentes

Mientras, la jefa de la diplomacia estadunidense para América Latina, Roberta Jacobson, expresó hoy su preocupación por la "violencia" contra disidentes en Cuba, a pocos días del reinicio de las conversaciones para restablecer las relaciones diplomáticas entre Washington y La Habana.

"Preocupada por el uso de violencia contra voces pacíficas pidiendo cambio en #Cuba. #DDHH", escribió en Twitter Jacobson, jefa de la delegación estadunidense en las negociaciones con Cuba.

El domingo la agrupación disidente Unión Patriótica de Cuba (Unpacu, activa en el oriente del país) denunció el arresto en La Habana y otras ciudades de más de 200 opositores, que pocas horas después fueron liberados. La agrupación alertó sobre el incremento en los arrestos, agresiones físicas y acosos contra disidentes cubanos.

Las declaraciones de Jacobson ocurren justo antes del reinicio este viernes en Washington de la segunda ronda de conversaciones entre Estados Unidos y Cuba como parte del proceso de restablecimiento de relaciones diplomáticas entre los dos países.

Jacobson lideró la delegación estadunidense que viajó a Cuba a mediados de enero para iniciar el acercamiento bilateral, convirtiéndose en la funcionaria estadunidense de más alto nivel que visitaba La Habana en décadas.

Washington y La Habana sorprendieron al mundo el pasado 17 de diciembre al poner punto final a medio siglo de enemistad e iniciar el proceso de restablecimiento de las relaciones diplomáticas.

Desde entonces, Washington ha dado pasos para liberalizar algunas restricciones para viajes y comercio, mientras que Cuba liberó 53 prisioneros, siguiendo un pedido de Estados Unidos.