Otto Pérez Molina descarta renunciar por caso de corrupción

El presidente de Guatemala dijo en un mensaje transmitido por televisión que enfrentará y se sujetará a los procesos que en ley correspondan, tras ser acusado de encabezar una red de defraudación ...

Guatemala

El presidente de Guatemala, Otto Pérez, descartó este domingo renunciar al cargo en medio de una crisis política desatada tras ser acusado de encabezar una estructura de defraudación aduanera. "Les afirmo que no renunciaré y que con toda entereza enfrentaré y me sujetaré a los procesos que en ley correspondan", afirmó Pérez en un mensaje transmitido en cadena de radio y televisión.

El gobernante se vio obligado a dar una declaración pública luego de que el pasado viernes la Fiscalía y una comisión de la ONU contra la impunidad en el país lo acusaran de encabezar una estructura de defraudación aduanera junto a su ex vicepresidenta Roxana Baldetti.

La explosiva denuncia motivó a miles de guatemaltecos a abarrotar el sábado la plaza central de la capital para exigir la renuncia del presidente y celebrar la detención el día anterior de la ex vicepresidenta, quien había renunciado al cargo el pasado 8 de mayo tras verse involucrada en el escándalo de corrupción.

Según la investigación, las menciones de "el uno" y "la dos" en miles de escuchas telefónicas entre la estructura criminal denominada "La Línea", corresponden al mandatario y a la vicepresidenta. "Declaro categóricamente que rechazo mi vinculación a la misma (estructura ilegal) y el haber recibido dinero alguno de esa operación de defraudación aduanera", agregó.

"Daré la cara y demostraré frente a la institucionalidad que en ley corresponde mediante el debido proceso que no he sido parte y mucho menos receptor de esos fondos mal habidos en perjuicio del pueblo de Guatemala", afirmó en tono enérgico.

"Con la misma fortaleza y carácter con que niego mi vinculación, no puedo dejar de reconocer que esto ha acontecido en mi gobierno y por funcionarios cercanos o que designé, esto me obliga a pedir una disculpa pública y a decir lo que nace desde del fondo de mi corazón, pedir perdón a los guatemaltecos", añadió.

Aunque el jefe de Estado reconoció que ignorar las demandas de la población en la coyuntura actual tenía "un alto riesgo", dijo que se mantendrá en el cargo porque "el fin superior es resguardar la institucionalidad y avanzar en las transformaciones en lo político, legal y administrativo".

"Mi conciencia, en ese sentido, está tranquila", sostuvo el mandatario, y agregó que dará "la cara" y que demostrará "que no he sido parte, y mucho menos, receptor de esos fondos mal habidos en prejuicio del pueblo de Guatemala". Aunque dijo que entendía "la lógica" de los Fiscales, lo que existe en esta estructura criminal son más actores implicados, avanzó.

"No hay una línea, son dos, y hasta ahora ha aparecido la que recibe, pero no la que paga. Sin duda, enraizada en el sector empresarial y que espero pronto aparezca en toda su magnitud", proclamó enérgico en acusación a la patronal guatemalteca.

Pérez criticó la investigación al sostener que tiene un sesgo, pues acusa al que recibe y no al que paga por la defraudación. El estallido del escándalo de corrupción en abril pasado desató manifestaciones masivas que provocaron la renuncia de Baldetti.

Pérez Molina denunció también una "estrategia intervencionista" de determinados sectores como el extranjero. "Si a ciertos sectores de la comunidad internacional y a algunos grupos del poder del país no les parecen adecuados los candidatos a dirigir Guatemala, primero deberán de hacer a un lado sus intereses particulares y por fin ver con el interés del pueblo y de la nación guatemalteca", sostuvo el mandatario.

Manifestó que esta situación "no es aceptable" porque el objetivo de dicha estrategia es "dictarnos qué o no hacer y quebrantar la democracia" incipiente que tiene la nación centroamericana.

"Independientemente de la coyuntura política, en nuestro país, lo importante es que no se rompa la tradición democrática de nuestro pueblo", enfatizó. En este mismo sentido, hizo un llamamiento ciudadano para que acudan a las urnas el próximo 6 de septiembre, ya que la vía del voto "consciente y responsable de todos" es la única forma de elegir a los dirigentes.

"Compatriotas, hago un llamado a que se manifieste en toda su fuerza esa Guatemala profunda, las organizaciones sociales, esa Guatemala plural que ha estado en el centro de mi atención (...), los insto hoy como nunca a defender nuestra incipiente democracia, a ver con optimismo el futuro y hacer las transformaciones profundas".

Esos cambios, zanjó, abrirán el camino hacia una Guatemala "más segura, más justa, más transparente, más participativa y más próspera". "En esa perspectiva y con ese fin superior, les afirmo que no renunciaré y que con toda entereza enfrentaré y me sujetaré a los procesos que en ley correspondan", zanjó Pérez Molina.

Dimite ministro de Salud

De otra parte, el ministro de Salud de Guatemala, Luis Monterroso, presentó hoy su renuncia al cargo y es el tercer miembro del gabinete de Gobierno del presidente Pérez Molina en dimitir en apenas dos días.

El Ministerio de Salud (Mpsas) confirmó, a través de su cuenta oficial en la red social de Twitter, que el titular de dicha cartera presentó su renuncia al mandatario guatemalteco durante la reunión que se celebra esta tarde en Casa Presidencial.

La secretaria de Comunicación Social, Karla Herrera, informó de que, desde las 17:00 hora local (23:00 hora GMT), Pérez Molina mantiene un encuentro "de carácter privado" con el equipo de Gobierno.

"Mi respuesta es retirarme del puesto de ministro de la cartera de Salud", indicó el Mpsas, quien agregó que esta dimisión, hasta el momento, es verbal, y que Monterroso permanecerá en el cargo hasta que el mandatario la acepte.

En el mensaje difundido en las redes sociales, Monterroso asegura que su intención es "contribuir a la legitimidad de las instituciones y de la política" y que, considerando "el estado actual de las cosas", su deber es "dejar el cargo, escuchando las voces ciudadanas y comprender los nuevos tiempos".

Monterroso es el tercer ministro que presenta su renuncia en menos de dos días, después de que el Ministerio Público (MP) y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) presentaran un antejuicio contra Pérez Molina, acusado de liderar la trama de corrupción aduanera conocida como "La Línea".

Los otros dos funcionarios que renunciaron al cargo ayer sábado fueron la titular de Educación, Cynthia del Águila, y de Economía, Sergio de la Torre. Ambos funcionarios, los únicos que quedaban desde que el presidente alcanzó el poder, aseguraron sentirse "traicionados y decepcionados".

Esta misma tarde también dimitió Adela Camacho de Torrebiarte, la Comisionada para la Reforma Policial, quien dijo que "los últimos acontecimientos destacados por los señalamientos a la gestión gubernamental resultan incompatibles con mi trayectoria, principios y valores de vida".

Monterroso ha pedido a su sucesor "cuidar los bolsones recuperados en vacunación, la prevención en Chikungunya y el modelo de abastecimiento de hospitales", y agregó que aunque es funcionario su "primer deber es con la gente y el respeto de su voluntad".

Bajo la consigna "Guatemala no se cansa", alrededor de un centenar de ciudadanos se han agolpado esta tarde a las puertas de Casa Presidencial, donde se encuentra el mandatario para exigir su renuncia, con cacerolas, silbatos y tambores.

La ciudadanía está expectante al mensaje "grabado que", según la comunicación de la Presidencia, Pérez Molina enviará a la población a las 21:00 hora local (03:00 hora GMT del lunes) por canales nacionales.

Convocan a protestas

Asimismio, diversas organizaciones sociales y académicas de Guatemala anunciaron hoy una serie de protestas y manifestaciones en los próximos días en contra de Pérez Molina. El dirigente del Comité de Unidad Campesina (CUC) Daniel Pascual explicó en rueda de prensa que llevarán a cabo manifestaciones el martes y miércoles en el centro de la Ciudad de Guatemala, bajo el lema "Movilizaciones por la Dignidad Nacional".

Las protestas son respaldadas por organizaciones sociales y estudiantiles, añadió Pascual. El CUC también apoyará un plantón dirigido por la estatal Universidad de San Carlos de Guatemala el jueves. En otra conferencia para medios, la entidad Magisterios en Resistencia planteó un paro de la educación pública del país centroamericano para el próximo martes.

El representante del sindicato de maestros, Bernardo Caal, explicó que la medida tiene como objetivo exigir la renuncia del presidente y la cancelación de las elecciones generales programadas para el próximo 6 de septiembre.