Ordena Parlamento Ucraniano liberar a Timoshenko

La ex primera ministra y líder opositora fue recluida desde mayo de 2012 acusada de abuso de poder.

Kiev

La Rada Suprema (Parlamento) de Ucrania aprobó hoy una resolución para poner en libertad de la encarcelada ex primera ministra y líder opositora Yulia Timoshenko, que cumple siete años de cárcel por abuso de poder.

Un total de 322 diputados, 22 más de la mayoría constitucional de dos tercios, respaldaron la resolución para cumplir "los compromisos internacionales" de excarcelación de Timoshenko, recluida desde mayo de 2012 en una clínica de la ciudad oriental de Járkov.

El nuevo presidente de la Rada, Alexandr Turchínov, mano derecha de Timoshenko, aseguró que la liberación inmediata de la carismática política era vital, ya que "su vida corría peligro".

La hija de Timoshenko, Yevguenia, no pudo controlar sus emociones y rompió a llorar en el Parlamento cuando los diputados votaron a favor de liberar a su madre.

"Ahora, según las leyes internacionales y la legislación ucraniana, mi madre es un persona libre. Volaremos a Járkov para recibirla", dijo Yevguenia Timoshenko.

Timoshenko, que fue condenada en 2010, podría ser puesta en libertad en cualquier momento en Járkov, adonde se han desplazado sus correligionarios.

La Rada ya había aprobado el viernes una ley de reforma del código penal que allanaba el camino para la puesta en libertad de la opositora, considerada la gran artífice del triunfo de la incruenta Revolución Naranja de 2004.

En principio, al ser rehabilitada de la pena que además le impedía ejercer cargo público, Timoshenko podría presentarse a las elecciones presidenciales anticipadas que se celebrarán este mismo año.

Contra todo pronóstico, Timoshenko fue derrotada por el actual presidente, Víktor Yanukóvich, en las elecciones celebradas en 2010, tras lo que fue procesada y condenada por la firma de un acuerdo de gas con Rusia, que las nuevas autoridades consideraron oneroso para las arcas del país.

Precisamente, Timoshenko había insistido en los últimos días contra cualquier clase de negociación con Yanukóvich, mientras su hija había pedido a la comunidad internacional sanciones contra el presidente y sus colaboradores por ordenar disparar contra el pueblo.

Timoshenko también es acusada de estar implicada en el asesinato del empresario y diputado Yevgueni Sherban en 1996, cargo que le podría acarrear una pena de 12 años de prisión.