Opositores ucranianos irrumpen en edificio ocupado por la policía en Kiev

Los manifestantes lanzaron bombas molotov, rompieron ventanas del edificio de la época soviética e ingresaron. Fue un intento de rodear a las fuerzas de seguridad en el interior.
Opositores ucranianos irrumpen en edificio ocupado por la policía en Kiev
Opositores ucranianos irrumpen en edificio ocupado por la policía en Kiev (AFP )

Kiev

Cerca de dos mil manifestantes ucranianos atacaron este sábado en Kiev un edificio usado como base de operaciones por la policía, que respondió lanzando granadas aturdidoras, según imágenes retransmitidas por televisión.

Al grito de "¡Vergüenza!" los manifestantes lanzaron bombas molotov, rompieron las ventanas de este edificio de la época soviética y consiguieron entrar, en un intento de rodear a las fuerzas de seguridad en el interior.

Los dirigentes de la oposición ucraniana afirmaron este sábado que quieren seguir con su protesta a pesar de la propuesta del presidente Víktor Yanukóvich de nombrar a un opositor como primer ministro.

"La lucha continúa" dijo el líder nacionalista Oleg Tyagnybok, del partido de derecha Svoboda (Libertad) a los manifestantes movilizados en la plaza de la Independencia de Kiev.

Yanukóvich propuso este sábado a dos líderes de la oposición dirigir un nuevo gobierno con poderes reforzados, una concesión sin precedentes tras dos meses de protestas masivas en las calles de la capital del país.

Arseni Yatsenyuk, líder del partido de la opositora encarcelada Yulia Timoshenko, tendría el puesto de primer ministro y el exboxeador opositor Vitali Klitschko el de vice primer ministro de Asuntos Humanitarios, indicó la presidencia tras tres horas de negociaciones.

Sin pronunciarse directamente, los opositores dijeron que seguirían con su movimiento y Klitschkó exigió elecciones presidenciales este año."Nuestra exigencia es que se celebren elecciones presidenciales este año" y no en 2015 como está previsto, dijo el exboxeador a los manifestantes. "No cederemos, pero seguiremos negociando", sostuvo.

Pocas horas después del anuncio, la violencia seguía en Kiev y un grupo de unos 2.000 manifestantes lanzó un ataque contra un edificio usado como base de operaciones por la policía, que respondió con granadas aturdidoras.

En la plaza de la Independencia de Kiev, el epicentro de las protestas, miles de personas siguen movilizadas y protegidas con barricadas a pesar del frío intenso.

La propuesta de Yanukóvich llega tras una semana marcada por la violencia en la capital, con al menos tres manifestantes muertos, y en la que las protestas se extendieron por primera vez a otras zonas del país.

El presidente aceptó además la creación de un grupo de trabajo para "modificar la legislación sobre los referéndums y quizás, a través de este mecanismo, proponer enmiendas a la Constitución", que da amplios poderes a la presidencia, indicó un comunicado.

La oposición pide la vuelta a la constitución de 2004, que definía a Ucrania como una república parlamentaria en la que el primer ministro tenía plenos poderes. Pero el texto, uno de los logros de la 'Revolución Naranja' prooccidental, fue enmendado para dar todo el poder al presidente.

Disensiones dentro del poder

Desde hace más de dos meses la oposición ucraniana está movilizada contra el presidente, al que reprocha haber renunciado a un acuerdo de cooperación con la Unión Europea a favor de un acercamiento con Rusia.

La semana pasada las protestas se radicalizaron como consecuencia de la aprobación de una serie de leyes represivas contra los manifestantes.

Yanukóvich, que el sábado también se entrevistó con los principales líderes de su partido, prometió buscar "un compromiso" para revisar estas leyes.

Pero el ministro del Interior, en un signo de los desacuerdos dentro del poder, denunció este sábado a los "radicales" y dijo que las tentativas de negociar son "vanas".

Este sábado se confirmó la muerte en el hospital de un hombre de 45 años, que según el partido de oposición Svoboda murió tras recibir disparos el miércoles.

Este fallecimiento eleva a tres el número oficial de víctimas en los enfrentamientos entre policía y manifestantes, aunque la oposición anunció que hubo seis.

Tras dos días de calma relativa, la tensión volvió a aumentar el sábado de madrugada en la Gruchevski de Kiev, donde esta semana tuvieron lugar escenas de guerrilla urbana.

Fuera de Kiev, las protestas se están extendiendo a la mayoría de regiones del oeste, tradicionalmente más cercanas a Europa, donde miles de manifestantes pidieron la dimisión de los gobernadores nombrados por el presidente y ocuparon edificios públicos.

Por primera vez las protestas también llegaron a regiones del norte (Chernígov) y del este (Poltava).

En la ciudad de Donetsk, en cambio, el feudo de Yanukóvich, hubo en los últimos días manifestaciones de apoyo al poder.

El presidente también está bajo presión de la Unión Europea, que el sábado pidió "gestos concretos" para volver a la calma. La jefa de la diplomacia europea, Catherine Ashton, visitará Kievel jueves y el viernes.