Opositora radical califica de “farsa” diálogo con Maduro

María Corina Machado acusa al gobierno venezolano de pretender "dividir la unidad" de sus críticos con el encuentro iniciado el jueves entre chavistas y distintos sectores de la sociedad.
Manifestantes adversarios a Nicolás Maduro salieron anoche a las calles de Caracas.
Manifestantes adversarios a Nicolás Maduro salieron anoche a las calles de Caracas. (Carlos Becerra/AFP)

Caracas

La dirigente opositora venezolana María Corina Machado calificó ayer de "farsa" que pretende "dividir a la unidad" el diálogo iniciado ayer por el gobierno chavista y la plataforma opositora MUD.

"Si creían que con esta farsa de diálogo iban a engañar a la comunidad internacional se equivocan", aseguró Machado en una rueda de prensa en la plaza Brión de Caracas.

Para la dirigente opositora con la reunión de ayer, "quedó demostrado frente a Venezuela y el mundo cuál es la naturaleza de este régimen".

"Las palabras de los voceros del oficialismo hoy nos dan más fuerza para mantenernos fuerte", añadió la líder de la oposición radical.

Machado aseguró que uno de los objetivos del encuentro entre oposición y el gobierno en el palacio presidencial de Miraflores "era dividir a las fuerzas democráticas, dividir a la unidad".

"Nosotros seguimos y seguiremos en la calle hasta lograr la democracia y la libertad", agregó la ex parlamentaria, despojada a finales de marzo de su condición de diputada por decisión del Tribunal Supremo tras participar en la OEA como "representante alterna" de Panamá.

El gobierno, encabezado por el mandatario Nicolás Maduro, y la oposición comenzaron ayer un diálogo sin precedentes para tratar de buscar una salida a la situación de crisis política y enfrentamiento que vive el país desde hace semanas y que contó con la presencia del nuncio vaticano en Venezuela y con tres cancilleres de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur)como acompañantes.

Dentro de la oposición hay diferentes posturas con relación al diálogo con el chavismo, así mientras algunos como Machado desestiman el encuentro, otros como la parte moderada de la MUD (Mesa de la Unidad Democrática) —encabezada por el ex candidato presidencial Henrique Capriles— se han incorporado a la mesa de trabajo.

Ayer mismo, Capriles afirmó que el diálogo depende en más de un 90 por ciento de Maduro, al que llamó a responder con hechos para que el país completo crea en ese proceso.

El gobernador del estado Miranda (centro) señaló ante periodistas que "el gran reto" en este momento es que "el país completo crea en un proceso de diálogo".

"¿Cómo se logra eso? con hechos, con resultados, si no hay resultados quedará en la retórica y quedará una frustración muy grande para nuestro pueblo", añadió.

El vicepresidente de Venezuela, Jorge Arreaza, anunció ayer que el gobierno actuará de manera conjunta con gobernadores y alcaldes de oposición para elaborar "sin pactos" una agenda de trabajo que beneficie a todo el país.

"Acordaremos en conjunto y sin pactos una agenda de trabajo para el país", declaró Arreaza a periodistas al término de una reunión con los gobernadores y alcaldes opositores al gobierno del presidente Maduro.

"No vamos a pactar, no hay manera de que la revolución pacte, lo que sí podemos hacer es identificar problemas y tratar de solucionarlos en conjunto", añadió el vicepresidente venezolano.

Venezuela vive una situación de protestas antigubernamentales desde el 12 de febrero pasado que ha dejado, hasta anoche, 41 personas fallecidas, 674 lesionadas y 175 privadas de libertad.

Reta a Washington

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, restó importancia a las advertencias que funcionarios estadunidenses han hecho sobre la posibilidad imponer sanciones contra su país.

"Hay un plan muy maligno, Estados Unidos no debería meterse en eso, no debería meterse en los asuntos internos de Venezuela, amenazándonos con sanciones, (diciendo) 'o dialogan o los sancionamos', ¡sanciónennos!", fustigó Maduro.

Representantes del Senado y la Cámara de Representantes de EU han solicitado al presidente Barack Obama imponer sanciones contra altos venezolanos por la represión de las protestas.