Opositor propone a la MUD 'diálogo sincero' con Maduro

Henri Falcón, ex chavista y ahora contrario al gobierno del presidente Nicolás Maduro, exhorta a las partes en Venezuela a conversar "lo más rápido" y buscar una solución a la crisis.
En la plaza Altamira un grupo de estudiantes protestó ayer en memoria de sus compañeros fallecidos.
En la plaza Altamira un grupo de estudiantes protestó ayer en memoria de sus compañeros fallecidos. (Santi Donaire/EFE)

Caracas

El gobernador del estado de Lara, el opositor Henri Falcón, consideró imperativo iniciar esta semana un "diálogo sincero" para buscar soluciones a la crisis que vive Venezuela y poner fin a la ola de violencia en el país.

Falcón, ex chavista convertido a la oposición, es uno de los rostros más visibles dentro de la opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD), con posturas más flexibles que lo han llevado a participar en encuentros públicos con el presidente Nicolás Maduro.

El político exhortó al gobierno y a la MUD, de la que forma parte su partido Avanzada Progresista, a sentarse "lo más rápido posible" a una mesa de diálogo.

"¿Vamos a seguir inertes y permitir que una minoría violenta siga tomando las calles de Venezuela generando tristeza y dolor?", cuestionó el opositor.

De igual forma consideró válida y necesaria la mediación de la Iglesia católica en el diálogo entre las partes, según una oferta hecha el viernes por el papa Francisco y saludada tanto por la oposición como por el gobierno de Maduro. La mediación fue planteada por el grupo de cancilleres de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) que la semana pasada visitó Venezuela para ayudar a una salida a la crisis. El canciller venezolano, Elías Jaua, también reiteró ayer la necesidad de dialogar con la oposición y poner el fin a la amenaza de una "guerra civil".

Aseguró que el gobierno espera el "paso que dé la oposición" para sentarse a conversar con el presidente, pero subrayó que para ello no debe haber condiciones.

En tanto, la líder opositora María Corina Machado anunció que hoy acudirá a la sesión ordinaria de la Asamblea Nacional (AN, parlamento) acompañada de colegas y simpatizantes, en un desafío al gobierno que la inhabilitó como diputada.

"Mañana (hoy) defenderemos nuestro derecho a elegir quién nos representa", dijo Machado, quien fue despojada de su cargo la semana pasada por aceptar que Panamá la nombrara su "representante alterna" para intervenir en una sesión de la Organización de Estados Americanos (OEA) sobre Venezuela.

Según la mayoría oficialista del parlamento, Machado incumplió un artículo de la Constitución que obliga a cualquier diputado a pedir permiso al pleno antes de aceptar representación u honores en el exterior.

Machado, investigada por su vinculación en las protestas y su participación en la sesión de la OEA el 21 de marzo, reiteró que en Venezuela no se respeta el Estado de derecho ni el debido proceso.

El presidente del parlamento, el oficialista Diosdado Cabello, dijo que Machado se "despojó" de su cargo, por lo que impedirá que hoy ingrese al recinto.

Desde el 4 de febrero, Venezuela vive una ola de protestas contra el gobierno, con incidentes violentos en distintas partes del país con un saldo de 39 muertos, más de 500 heridos y unos dos mil detenidos, la mayoría de ellos ya libres.

Sin toque de queda

El gobierno finalizó el toque de queda "impuesto por el terrorismo" en San Cristóbal, epicentro de las protestas contra Maduro, informó el general Vladimir Padrino.

an Cristóbal, capital de Táchira (suroeste) celebra 453 años de su fundación "en un clima de paz y cordialidad", aseguró.

El alcalde del área metropolitana de Caracas, el opositor Antonio Ledezma, expresó en Twitter que el gobierno "militariza" Táchira, fronterizo con Colombia.