Oposición en Venezuela denuncia coacción en colecta de firmas

La oposición denuncia que los venezolanos están siendo coaccionados para firmar la petición que exige la derogación del decreto de Obama.
Venezolanos firman petición para derogar el decreto de Obama.
Venezolanos firman petición para derogar el decreto de Obama. (AP)

Caracas

El Gobierno socialista de Venezuela dijo el miércoles que ha recolectado más de tres millones de firmas para solicitar al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, que derogue el decreto emitido a principios de mes donde declara al país sudamericano como una amenaza para su seguridad. La normativa no sólo colocó a Venezuela como el primer adversario ideológico declarado de Estados Unidos en la región, sino que sirvió, en casa, para elevar la retórica antiestadounidense a la usanza del fallecido Hugo Chávez.

Desde hace dos semanas, las principales plazas del país son epicentro para la recolección de firmas. La oposición ha denunciado que los venezolanos están siendo coaccionados para firmar o, incluso, chantajeados.

"Según nuestras proyecciones vamos a conseguir 10 millones de firmas para decirle a 'Obama deroga el decreto ya'", dijo el oficialista alcalde de un municipio capitalino, Jorge Rodríguez, haciendo un balance de la campaña.

El presidente Nicolás Maduro ha dicho que entregará las firmas recogidas a Obama el próximo mes en la Cumbre de las Américas, a celebrarse en Panamá.

La coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) denunció el miércoles en un comunicado que los venezolanos en el exterior están recibiendo comunicaciones de sus embajadas y consulados "invitándoles a firmar".

"Dada la experiencia de casos anteriores en los que se utilizaron esas listas con fines de chantaje político, con toda razón, la comunidad de venezolanos en el exterior rechaza esta iniciativa que puede convertirse en un mecanismo de presión indebida y de retaliación en caso de no atender esa invitación", dijo la MUD en un comunicado.

En la carta para exigirle a Obama la derogación del decreto, se pide nombre, cédula, teléfono y firma de los signatarios.

El partido opositor Voluntad Popular denunció que el Ministerio de Educación envió una orden a los colegios del estado oriental de Monagas pidiéndole a los maestros que sus estudiantes hagan cartas pidiéndole a Obama el cese de la intervención en Venezuela.

"La orden para escribir estas cartas es un claro intento por adoctrinar a los niños", dijo Voluntad Popular en un comunicado.

Reuters no pudo comprobar independientemente la denuncia.

Un prestador de servicios que visitó esta semana la sede en Caracas de la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) dijo a Reuters que le fue prohibida la entrada hasta que no estampara su firma contra el decreto. Sin embargo, tras comunicarse con un ejecutivo, pudo entrar sin firmar la carta.

El fin de semana, el Gobierno dijo que seguirá con la recolección de firmas, pero esta vez, casa por casa.