Oposición venezolana exige libertad de Leopoldo López

La oposición exige liberar al dirigente, condenado a 14 años, después de que uno de los fiscales denunciara que el juicio fue una "farsa", mientras el opositor Capriles advierte de una explosión ...
El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, visita junto a su esposa, ministros y altos cargos, el Panteón Nacional, en Caracas
El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, visita junto a su esposa, ministros y altos cargos, el Panteón Nacional, en Caracas (Reuters)

Caracas

La oposición venezolana exigió liberar al dirigente Leopoldo López, condenado a casi catorce años de cárcel, luego de que uno de los fiscales del caso asegurara que fue una "farsa" montada desde el gobierno, según un comunicado difundido este domingo.

La Mesa de la Unidad Democrática (MUD), que agrupa a los partidos opositores, demandó la libertad de López y otros 82 "presos políticos" ante lo que consideró una "confesión de la "manipulación partidista de la administración de justicia".

"La admisión por parte del fiscal acusador del carácter fraudulento de las pruebas presentadas vicia de total nulidad el proceso llevado adelante por el gobierno contra" López, añadió la coalición.

Franklin Nieves, uno de los fiscales del juicio contra el líder del partido de centroderecha Voluntad Popular, salió del país denunciando presiones del gobierno para defender con "pruebas falsas" la condena a trece años y nueve meses de cárcel dictada el pasado 10 de septiembre.

"Van a escuchar descalificaciones e injurias en mi contra porque no me presté para continuar con la farsa que se montó", afirmó Nieves en un video difundido la noche del viernes, sin revelar su paradero.

"2 días para sentir mas cerca la LIBERTAD!", escribió por su parte en Twitter la esposa de López, Lilian Tintori, aludiendo a una audiencia que tendrá lugar el próximo martes como parte de la apelación presentada el pasado 16 de octubre. El fiscal denunció "amenazas" de sus superiores para destituirlo y encarcelarlo si no defendía la sentencia ante dicho recurso. Hasta ahora ni el gobierno ni la Fiscalía se han pronunciado sobre esas declaraciones.

López, de 44 años y líder del ala radical de la oposición, fue condenado bajo acusaciones de incitar a la violencia durante protestas para presionar la renuncia del presidente Nicolás Maduro que dejaron 43 muertos, cientos de heridos y capturados entre febrero y mayo de 2014.

La sentencia ha sido criticada por varios gobiernos y líderes internacionales, que cuestionan la independencia de la justicia venezolana y piden que se le garantice el debido proceso al político, preso en una cárcel militar en las afueras de Caracas.

"Explosión social": Capriles

De otra parte, el excandidato presidencial de la oposición venezolana Henrique Capriles advirtió hoy de nuevo de que el país se encuentra a puertas de una explosión social similar al "Caracazo", una revuelta popular sofocada a tiros en 1989.

"Estamos en una situación explosiva. Las condiciones que hoy hay en Venezuela son muy similares, algunos dicen que hasta peores, desde el punto de vista social y económico a las que hubo en el año 1989 (...) Esto es como un vaso de agua: si le sigues echando agua llega el momento en que se sale", alertó.

El Gobierno del presidente Nicolás Maduro, añadió Capriles en el canal privado caraqueño Televen, lo integran personas que "no sirven", "incapaces" que mantienen un modelo económico basado en las importaciones, con el dinero de la exportación del petróleo, y en la destrucción de la producción interna. lo que detonaría la crisis.

"Maduro no ha creado empleo, los ha destruido". y lo que Venezuela necesita es "cambiar este modelo" y ello comenzará a gestarse, remarcó, tras el triunfo opositor que prevé para las elecciones parlamentarias del próximo 6 de diciembre.

"La gente no quiere una explosión social (...). Yo no quiero una explosión social y, por eso, veo el 6 de diciembre como una válvula de escape que tenemos los venezolanos para evitar que en el país haya una explosión social", añadió.

Capriles se abstuvo de predecir cuántos de los 167 escaños del Parlamento unicameral quedarán en poder de la oposición y cuántos de los actuales 99 en el oficialismo, pero calculó que al menos 10 de los 12 que se elegirán en Miranda, el estado con jurisdicción sobre parte de Caracas que gobierna, serán ocupados por opositores.

"Si las elecciones fueran hoy, no tengo ninguna duda de que el triunfo opositor sería contundente" e, incluso, en Miranda las fuerzas opositoras podrían quedarse con 11 de los 12 escaños en juego, dijo.

Capriles insiste desde agosto pasado sobre una explosión social como el "Caracazo", como se conoce la revuelta popular que se produjo por un ajuste económico y que fue sofocada a tiros por soldados enviados a las calles a reforzar a los cuerpos policiales, lo que dejó 300 muertos.

"Nadie quiere una explosión social en nuestra Venezuela, pero cada día crecen las condiciones para ella. Hagamos todo para evitarlo" poniendo de lado "fanatismos partidistas y promovamos un gran acuerdo nacional para salir de la crisis. Se nos hunde el país", escribió en agosto pasado en la red social Twitter.

El líder opositor arremetió entonces y también hoy contra la decisión adoptada en agosto por Maduro de cerrar por tiempo indefinido una parte de la porosa frontera de más de 2.200 kilómetros con Colombia y, además, decretar allí un estado de excepción local.

Maduro justificó la medida en una emboscada contra soldados y una persistente fuga de alimentos, medicinas y combustibles, productos que en un 40 % se van de contrabando a Colombia desabasteciendo a Venezuela, y también para hacer frente al hampa y al paramilitarismo colombiano. "Sabemos de la gran incapacidad para gobernar y solucionar de Nicolás Maduro, pero vemos que puede ser aún peor", apuntó Capriles entonces.