Oposición siria irá a conferencia de paz si Asad abandona el poder

La Coalición Nacional  Siria (CNFROS), que agrupa a la mayor parte de la insurgencia contra el régimen, declaró estar dispuesta a estar presente en Ginebra II si el actual presidente es excluido ...
El presidente de la Coalición Nacional Siria, Ahmed Yarba , en el congreso de la Internacional Socialista en Estambul
El presidente de la Coalición Nacional Siria, Ahmed Yarba , en el congreso de la Internacional Socialista en Estambul (EFE)

Damasco

La Coalición Nacional Siria (CNFROS), que agrupa a la mayor parte de la oposición al régimen de Damasco, dijo hoy que está dispuesta a acudir a la conferencia de paz conocida como Ginebra II siempre que se garantice la ausencia de Bashar al Asad en el presente y el futuro político de Siria. La Coalición tomó esta decisión hoy, al concluir la reunión que celebraba desde el sábado en Estambul, según anunció en un comunicado.

La CNFROS "está dispuesta a participar en la cumbre sobre la base de una transferencia de poder completa a un Gobierno de transición que cuente con todas las competencias, incluida la militar y la de seguridad", reza la nota. Además, pone como condición que "ni Asad ni sus asistentes, que tienen las manos manchadas de sangre siria, desempeñen ningún papel en la fase transitoria ni en el futuro de Siria".

Finalmente, la Coalición exige que, antes de firmarse ningún acuerdo en la futura conferencia, "se debe garantizar la llegada de convoyes de ayuda humanitaria de la Cruz Roja, la Media Luna Roja y cualquier otra organización a las regiones sirias bajo asedio, para rescatar a sus habitantes, especialmente a mujeres y niños".

La decisión coincide a grandes rasgos con las ideas adelantadas en los últimos días por los portavoces de la CNFROS y por su presidente, Ahmed Yarba, quien ya había avisado de que acudir a Ginebra II en la situación actual haría perder a la población siria toda confianza en estas siglas. El domingo, la Coalición adelantó que no aceptaría la presencia de Irán en la conferencia si este país no retira antes sus milicias de Siria, una condición a la que su comunicado de hoy no hace referencia alguna.

La cita de Ginebra, que estaba prevista para noviembre, ha sido pospuesta sin fijar fecha para dar tiempo a más contactos y para que la oposición pueda mandar una delegación representativa. Mientras algunos grupos rebeldes islamistas rechazan el encuentro, el régimen sirio ha confirmado su asistencia, pero no acepta condiciones previas ni la salida del poder de Al Asad.

El secretario de Estado estadunidense, John Kerry, reaccionó con optimismo a la decisión de la Coalición de la oposición siria, considerándola un "gran paso". "La oposición siria votó ir a Ginebra. Es un gran paso", declaró Kerry este lunes durante una rueda de prensa en Abu Dhabi. Kerry llegó el domingo a Emiratos Árabes Unidos para hablar con este importante aliado sobre las negociaciones con Irán respecto a su programa nuclear, pero también sobre los esfuerzos desplegados para detener la matanza de Siria.

"Una solución negociada es la mejor forma de reforzar la estabilidad en toda la región. Es la única manera de poner fin rápidamente al derramamiento de sangre y de dar al pueblo sirio el futuro que se merece", añadió el jefe de la diplomacia estadunidense. Kerry subrayó también la necesidad de "responder a la crisis humanitaria y de poner término a la guerra (...), que alimenta el extremismo y que constituye una amenaza para todos nosotros".

La Coalición Nacional, principal agrupación política de los opositores al presidente Bashar al Asad sigue estando muy dividida sobre su participar en las negociaciones en Ginebra, a pesar de las presiones que recibe de los países occidentales y árabes que impulsan el proceso. Rusos y estadunidenses intentan junto con la ONU convocar una conferencia que reúna en torno a la misma mesa a representantes de la oposición y del régimen para buscar una solución política al conflicto en Siria, que ha dejado unos 120 mil muertos desde marzo de 2011.