Oposición paquistaní demanda la renuncia del primer ministro

Imran Khan, un famoso jugador de cricket que ahora lidera el tercer mayor bloque político del país, y un clérigo antigubernamental hicieron un llamado para que renuncie Sharif y se convoque a ...

Notimex

Decenas de miles de manifestantes se congregaron este sábado en Islamabad, la capital de Pakistán, desafiando las torrenciales lluvias, para exigir la dimisión del primer ministro, Nawaz Sharif.

Imran Khan, un famoso jugador de cricket que ahora lidera el tercer mayor bloque político del país, y un clérigo antigubernamental hicieron un llamado para que renuncie Sharif y se convoque a nuevas elecciones.

Sharif, quien asumió el cargo hace apenas un año en la primera transferencia democrática del poder, en un país con un largo antecedente de golpes militares, ha dicho que se quedará en el poder, aumentando los temores de una posible inestabilidad política.

"Vamos a quedarnos aquí y Nawaz Sharif sólo tiene una opción: dimitir y convocar a nuevas elecciones", señaló Khan ante sus partidarios reunidos pese a la tormenta que se registró en la capital.

"No voy a salir de aquí hasta que haya libertad en el país", sostuvo el líder del opositor partido de la Justicia.

El clérigo populista Tahir ul-Qadri, quien ha encabezado una protesta separada a la capital, planea realizar otra manifestación en el mismo sentido.

"Qadri presentará las demandas de la revolución de marzo de 2014, que incluye la dimisión de Nawaz Sharif y su gobierno, además su arresto inmediato", comentó el portavoz del clérigo, Shahid Mursaleen, reportaron medios locales paquistaníes.

Qadri, quien por lo general vive en Canadá, controla una red de escuelas y organizaciones benéficas islámicas y sus seguidores aseguran que tiene la intención de ocupar un área de Islamabad llamada Punto Cero.

Los disturbios en contra del primer ministro, al que acusan de haber llegado al poder tras un fraude masivo en las elecciones pasadas, se producen en un momento en que la nación libra una ofensiva contra los militantes talibanes paquistaníes.