Oposición insiste en revocatorio de Maduro, que denuncia plan invasor

Mientras la oposición venezolana defiende la necesidad de activar el proceso para realizar un referendo que revoque el mandato del presidente, éste insiste en que desde España se planea una ...
El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro (c), durante un consejo de ministros de Petrocaribe, hoy en Caracas
El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro (c), durante un consejo de ministros de Petrocaribe, hoy en Caracas (AFP)

Caracas; Madrid

La oposición venezolana mantuvo hoy sobre la mesa la necesidad de que se active el referendo para revocar el mandato del presidente, Nicolás Maduro, para solucionar los problemas del país, mientras el gobernante insiste en denunciar que desde España hay una campaña para promover una invasión extranjera.

La alianza opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) que impulsa el revocatorio aseguró hoy que este es el mecanismo para terminar con "el desbalance" de poder y esclarecer las dudas sobre la nacionalidad de Maduro. La plataforma de partidos ha pedido al gobernante su documento de nacimiento por tener la certeza de que éste tiene nacionalidad colombiana.

El secretario ejecutivo de la MUD, Jesús "Chúo" Torrealba, criticó una sentencia del Supremo publicada en Gaceta Oficial que establece que "ante el supuesto de que una persona ostente múltiples nacionalidades y una de ellas sea la venezolana, será ésta la que tenga prevalencia" lo que es válido para funcionarios.

"Hay que cambiar el contexto de este desbalance de poderes, estos Poderes Públicos que en vez de cumplir y hacer cumplir la Constitución, están alcahueteando a quien la viola, eso hay que cambiarlo y el mecanismo para eso (...) es el referendo revocatorio", dijo Torrealba.

El vocero de la MUD indicó que "desgraciadamente la situación no es probar la nacionalidad de Maduro para que salga del cargo" sino por el contrario, "hay que sacarlo del cargo para poder probar que esta situación, anómala".

Y cuando ya faltan pocos días para que se cumpla un mes de que la MUD entregó 1.8 millones de firmas de personas que apoyan la realización de un revocatorio a la sede del Consejo Nacional Electoral (CNE), la oposición aún espera que el organismo informe cuándo se pasará a la segunda etapa para activar el mecanismo.

El dos veces candidato a la Presidencia Henrique Capriles dijo hoy que si el Poder Electoral no ofrece respuestas la semana que viene sobre el proceso de validación de las firmas para iniciar el referendo entonces irá hasta su sede a buscarla.

"Si ellos no responden tenemos nosotros que ir a buscar esa respuesta", advirtió Capriles al referirse al CNE e instó a los venezolanos a mantenerse activos para promover el cambio que, a su juicio, necesita el país.

Aseguró, en este sentido, que los miembros de la alianza opositora se encuentran "en sesión permanente" y no de "brazos cruzados" y pidió no creer en los mensajes de desaliento que dice son emitidos por voceros oficialistas que aseguran que este año no habrá revocatorio.

Pidió a sus seguidores no permitir que los "venza el lenguaje de la desesperanza" del oficialismo que, a su juicio quiere un país "resignado". "El revocatorio sí va a ser este año y tiene que ser este año", dijo.

Además de señalar que el revocatorio es el método para alcanzar la independencia de los Poderes Públicos, la oposición ha señalado que la salida de Maduro permitirá que el país adopte otro modelo económico que lo saque de la crisis que se traduce en alta inflación, escasez y desabastecimiento de alimentos y medicinas.

Asimismo, este mecanismo permitirá, dice la MUD, liberar a los políticos presos como el dirigente Leopoldo López o el alcalde metropolitano de Caracas, Antonio Ledezma.

Entretanto, desde el XVI Consejo Ministerial de Petrocaribe que se celebró en Caracas, Maduro insistió en que desde Madrid supuestamente está en curso una campaña que promueve una invasión extranjera en su país como se hizo en su momento contra Iraq con el apoyo del entonces presidente del Gobierno español José María Aznar.

"Lo que se hace contra Venezuela en Madrid es una campaña de guerra, es una campaña para preparar, lo que nunca sucederá pero que está en las mentes macabras de quienes las planifican, preparar una invasión, una intervención militar", dijo el presidente.

Agregó que "las mismas campañas que en Madrid se hacen contra Venezuela se hicieron contra Irak" antes de su invasión en 2003 por una coalición de fuerzas extranjeras cuando Aznar "dijo que había que invadir" ese país "después de una campaña brutal en los medios de comunicación".

Maduro ya había dicho ayer que el hecho de que él aparezca todos los días en la primera plana de la prensa de España es "propaganda de guerra" y que supuestamente se está preparando una solicitud de intervención militar contra Venezuela "en la OTAN" y detrás de este plan estaría el presidente del Gobierno de España, Mariano Rajoy.

Terrible violación de Derechos Humanos: España

Mientras, en Madrid, la vicepresidenta del gobierno español, Soraya Saénz de Santamaría, denunció hoy la "terrible situación de violación de los derechos humanos" en Venezuela, y aseguró que Madrid sigue de cerca los acontecimientos en el país sudamericano para poder asistir a su importante colonia.

"Los ataques del gobierno venezolano son un día sí y otro también (a Madrid), pero sólo para disfrazar lo que es una terrible situación de violación de los derechos humanos, de falta de respeto a la democracia", dijo la vicepresidenta española en la rueda de prensa posterior al semanal consejo de ministros.

Esa situación "ha llevado al país a unos índices de pobreza y desabastecimiento que parecen mentira en un país tan rico y tan importante como es Venezuela", añadió. Los problemas económicos y políticos que sufre el país sudamericano han llevado al gobierno español a debatir sobre el mismo, entre otros temas, en su Consejo de Seguridad Nacional, reunido justo antes del de ministros.

"Dada la situación de seguridad que viven todos los venezolanos en general, pero también nuestra importante colonia, por ese tema de seguridad, se ha acordado hacer un informe en ese Consejo" de Seguridad, explicó Soraya, recordando que la comunidad española en Venezuela, con 200 mil residentes, es la segunda mayor de América Latina.

Saénz de Santamaría dijo en que se trató de un Consejo de Seguridad ordinario e insistió, frente a las acusaciones de oportunismo electoral, que el gobierno conservador de Mariano Rajoy lleva cinco años siguiendo la situación en el país sudamericano.

"Nosotros no hemos descubierto Venezuela en la campaña" de cara a las próximas elecciones generales del 26 de junio, dijo, insistiendo en que de "Venezuela hemos hablado e informado a lo largo de estos cinco años en numerosísimos Consejos de Ministros". La vicepresidenta había sido preguntada en ese sentido, tras el reciente viaje a Venezuela invitado por la oposición del líder del partido liberal Ciudadanos, Albert Rivera.

Este viaje y la gran presencia del tema venezolano en el debate político español, llevó el jueves al presidente de ese país, Nicolás Maduro, a invitar irónicamente a "que vengan los candidatos presidenciales (españoles) y hagan su debate presidencial en Caracas, ya que están tan interesados en Caracas". "A mí me conocen más en España que a estos candidatos", añadió el jefe de Estado venezolano.