Oposición argentina vence en primarias de dos provincias clave

Los partidos de derecha y centroderecha fueron los más votados en las primarias a gobernador en Santa Fe y Mendoza, imponiéndose a los candidatos afines a la presidenta Cristina Kirchner.
El candidato a gobernador a la provincia de Santa Fé por el PRO, el cómico Miguel del Sel, celebra su victoria junto a otros líderes del partido
El candidato a gobernador a la provincia de Santa Fé por el PRO, el cómico Miguel del Sel, celebra su victoria junto a otros líderes del partido (AFP)

Buenos Aires

Partidos opositores de derecha y centroderecha fueron los más votados en las primarias a gobernador en las estratégicas provincias argentinas de Santa Fe y Mendoza, donde relegaron a los candidatos afines a la presidenta Cristina Kirchner, en camino a las elecciones generales del 25 de octubre.

El candidato conservador a la presidencia Mauricio Macri, alcalde de Buenos Aires, salió fortalecido de la primaria en Santa Fe (centro, tercer distrito), donde Miguel del Sel, candidato de Propuesta Republicana (Pro, derecha), cosechó el 32.19% de votos, con estrecha diferencia frente al 31.82% del gobernante Frente Progresista (socialistas y socialdemócratas), escrutadas 100% de la mesas.

En la provincia santafesina, rica en producción agrícola, el candidato del oficialista Frente para la Victoria (FPV, peronismo de centroizquierda) Omar Perotti, obtuvo 21.8% y quedó en tercer lugar. "Queremos unir a la oposición de todo el país", dijo Ernesto Sanz, presidenciable por la socialdemócrata Unión Cívica Radical (UCR) y aliado de Macri.

Del Sel es un humorista de varieté que ganó una banca como diputado de la mano del PRO, sin experiencia política. Con 3.2 millones de habitantes, Santa Fe posee el mayor puerto exportador de granos y un fuerte polo agroindustrial.

En Mendoza (oeste, cuarto distrito del país), la región cordillerana del vino argentino, el candidato de la UCR, Alfredo Cornejo, con apoyo de Macri y de otro presidenciable de centroderecha, Sergio Massa, sumó el 44.8% de los votos, mientras que el FPV obtuvo el 39.6%, escrutadas el 92.2% de mesas en una tendencia considerada irreversible.

El jefe de Gabinete nacional, Aníbal Fernández, relativizó hoy los resultados y juzgó que el FPV aún "puede mejorar" en Santa Fe y tuvo un desempeño "excelente" en Mendoza. Las primarias que definen los candidatos a gobernador de cada fuerza son obligatorias y se consideran como una tendencia de los comicios nacionales.

Los argentinos empezaron a participar de las primarias el pasado 12 de abril en Salta (norte), donde una fuerza provincial aliada de la presidenta Kirchner fue votada por amplia mayoría, con el 47.3% de los sufragios.

El postulante oficialista Juan Manuel Urtubey contó con el apoyo del gobierno federal y de Daniel Scioli, el presidenciable favorito para los comicios generales por el oficialismo. Kirchner termina su segundo mandato en diciembre y está inhabilitada por la Constitución a presentarse a una nueva reelección, tras ocho años en el poder.

La mandataria aún no nombró un delfín, pero Scioli, gobernador de la provincia de Buenos Aires (la más poblada), tiene la mejor imagen en la alianza oficialista.