Once soldados murieron en ataques en el norte de Irak

Estados Unidos felicitó hoy al país árabe por haber celebrado unas elecciones "fiables" y destacó el "coraje" de los iraquíes y llamó a la "unidad".
Un iraquí lee en Bagdad un periódico local que recoge los resultados electorales favorables al primer ministro, Nuri al-Maliki
Un iraquí lee en Bagdad un periódico local que recoge los resultados electorales favorables al primer ministro, Nuri al-Maliki (AFP)

Kirkuk, Washington

Al menos once soldados murieron hoy en ataques perpetrados en el norte de Irak, anunció un funcionario local. Ocho murieron cuando el autobús en que viajaban fue atacado por insurgentes en Suleiman Bek, según la fuente local.

Los soldados, que estaban de descanso, salían de la localidad cuando su autobús fue detenido por los insurgentes, que les dieron muerte, según ese responsable, Taleb Mohamed al Bayati. Otros tres soldados murieron y siete resultaron heridos en un atentado con coche bomba en la provincia de Salahedín, al norte de Bagdad.

De otra parte, Estados Unidos felicitó hoy a Irak por haber celebrado unas elecciones "fiables", al tiempo que destacó el "coraje" de los iraquíes e hizo un llamamiento a la "unidad". "Incluso frente a la amenaza real de la violencia terrorista, el pueblo iraquí con valentía marchó a las urnas en un número significativo para decidir el futuro de Irak", dijo la portavoz del Departamento de Estado, Jen Psaki, en rueda de prensa.

Psaki dio la bienvenida a los resultados provisionales de la Comisión Electoral, según los cuales, la alianza Estado de Derecho, liderada por el primer ministro iraquí, el chií Nuri al Maliki, obtuvo un 28 por ciento de representación en el Parlamento de Irak en los comicios del pasado 30 de abril.

La portavoz felicitó a la Comisión Electoral, a las fuerzas de seguridad iraquíes, a la población y a los candidatos por haber llevado a cabo unas elecciones "bien organizadas" y "fiables".

En cuanto a la posibilidad de que Al Maliki encare un tercer mandato, señaló que "es muy pronto para especular", pero instó al nuevo Gobierno y a sus líderes a buscar "unir el país" con la formación de un Ejecutivo que traiga progreso para todas las comunidades iraquíes.

Psaki, que señaló que ahora esperan las negociaciones entre los diferentes bloques políticos, consideró "esencial" que los líderes del próximo gobierno "sean capaces de asegurar el apoyo de todas las comunidades y unificar el país".