Ocupan manifestantes Ministerio de Finanzas de Tailandia

La ocupación se produce mientras más de 30.000 manifestantes marchaban en 13 zonas de la ciudad, lo que aumenta el riesgo de enfrentamiento con la policía.

Bangkok

Unos 1.000 manifestantes ingresaron a la fuerza el lunes en el Ministerio de Finanzas de Tailandia y los líderes de la protesta pidieron la ocupación de otros edificios del Gobierno, en una campaña que busca derrocar a la primera ministra Yingluck Shinawatra.

La ocupación se produce mientras más de 30.000 manifestantes marchaban en 13 zonas de la ciudad, lo que aumenta el riesgo de enfrentamiento con la policía.

Los manifestantes, liderados por el Partido Demócrata de la oposición, consideran que Yingluck se ha convertido en un títere de su hermano, el ex primer ministro Thaksin Shinawatra, derrocado por un golpe militar en 2006 y condenado dos años después por corrupción, cargo que el ex mandatario dice que tuvo motivaciones políticas.

Yingluck llegó al poder tras una elección en 2011 que fue considerada una victoria para la clase trabajadora más humilde y una derrota para la elite tradicional de Bangkok, que respalda a los demócratas de la oposición.

Muchos miembros de la clase trabajadora de Bangkok se han unido recientemente a las protestas, las de mayor magnitud desde la inestabilidad política de abril y mayo del 2010, cuando seguidores de Thaksin paralizaron la ciudad para intentar derrocar a un Gobierno liderado por los demócratas.

"Invito a los manifestantes a quedarse aquí toda la noche en el Ministerio de Economía", dijo el líder de la protesta, Suthep Thaugsuban, ante la multitud concentrada frente al ministerio.

"Insto a otros manifestantes a hacer lo mismo e irrumpir en otros edificios gubernamentales y oficinas en todo el país", añadió.

Los manifestantes comenzaron el día gritando "¡Fuera!" contra el Gobierno, mientras avanzaban hacia oficinas del Estado, bases militares y navales y canales de televisión estatales.

Las protestas, que comenzaron el mes pasado, fueron provocadas por un proyecto de ley de amnistía respaldado por el Gobierno que podría haber dado lugar al regreso de Yingluck sin enfrentarse a la pena de cárcel por la condena de corrupción del 2008.

Aunque al menos por el momento se ha retirado el proyecto de ley, las manifestaciones se han convertido en un llamamiento para un cambio en el Gobierno y para la salida de Yingluck, que es considerado próximo a Thaksin por cierta influencia política en el mandato de su hermana desde una base en Dubai.

Yingluck ha dicho que no abandonaría el poder.

"No tengo intención de dimitir o disolver la cámara", dijo a periodistas.

Thaksin, que ganó elecciones en 2001 y 2005, sigue siendo un héroe populista entre los pobres, cuyos votos ayudaron a Yingluck y su partido a ganar las elecciones en 2011.

Pero los escándalos de corrupción erosionaron continuamente su popularidad entre la clase media de Bangkok, acompañados de acusaciones de la realeza de que Thaksin estaba dañando la monarquía, algo que el líder niega.