Observador de UE rechaza "transparencia" de elecciones en Honduras

El austriaco Leo Gabriel rechazó el informe preliminar de la misión europea sobre los comicios del país centroamericano, y afirmó que son mayoría los miembros de la delegación que rechazan que ...
El austriaco Alan Gabriel, observador de la UE en los últimos comicios en Honduras, hoy en la rueda de prensa en Tegucigalpa
El austriaco Alan Gabriel, observador de la UE en los últimos comicios en Honduras, hoy en la rueda de prensa en Tegucigalpa (AFP )

Tegucigalpa

El observador de la Unión Europea, el austriaco Leo Gabriel, rechazó hoy que las elecciones en Honduras en las que ganó el candidato oficialista, Juan Orlando Hernández, hayan sido "transparentes", como afirmó su misión, según dijo a la AFP. "Hay un gran sector, que llega a ser mayoría en las reuniones (de la misión de la UE), que están inconformes con el título y el contenido del informe preliminar (...) porque no nos parece de ninguna manera que (la elección) es transparente", afirmó el observador.

El informe de la UE dado a conocer en nombre de 82 observadores presentado tres días antes destaca que la votación y el resultado fueron "transparentes". Sin embargo, Gabriel explicó que él estuvo en municipios del departamento de Cortés (norte) donde constató "irregularidades" y destacó que "la situación de falta de transparencia en otras partes era todavía más grave", aseguró.

"En un lugar que se llama 'Travesía' había más de quince personas que no figuraban en el padrón electoral", afirmó, y contó que en las cercanías del centro de votación una persona salió a su paso ofreciéndose a comprar su cédula de identidad -documento válido para votar- pero al verle el chaleco de observador salió corriendo. Denunció también que en Puerto Cortés "faltan 53 actas de 250 y los miembros de mesa tuvieron que ponerse de acuerdo para hacer la transmisión". Advirtió que el informe de la UE "es parcializado".

El Tribunal Supremo Electoral proclamó como ganador a Hernández, del Partido Nacional (PN, derecha), con cerca de siete puntos de ventaja contra la candidata del Partido Libertad y Refundación (Libre, izquierda), Xiomara Castro, esposa del derrocado Manuel Zelaya. Pero este resultado no es aceptado por Castro que anunció para esta noche la presentación de actas con irregularidades que prueban del "fraude". "Todos sabemos que en este proceso hubo grandes irregularidades, que se cometió fraude", declaró Castro ante la prensa acompañada de su esposo.

"El pueblo nos eligió y es necesario, de forma contundente, presentar pruebas", sentenció Castro al anunciar la presentación de esas evidencias. "Vamos el sábado a una convocatoria a una movilización pública", añadió Zelaya en un mensaje a sus seguidores a salir a protestar a las calles. Hernández, del oficialista Partido Nacional (PN, derecha) fue declarado por el Tribunal Supremo Electoral como el ganador de las elecciones. Con el 88% de los votos escrutados se impone con 36.56% de los votos a Castro (28.85%), candidata del partido Libertad y Refundación (Libre), según la página web de TSE.

"Mas de 1 millón de votos y una ventaja de 7.7% colocan como claro ganador de las elecciones a @JuanOrlandoH", escribió Hernández en su cuenta de Twitter. El presidente del TSE, David Matamoros, afirmó en cadena de radio y televisión que las "cifras (...) indican claramente que el ganador de las elecciones generales es Juan Orlando Hernández".

Los observadores de la Unión Europea (UE) y de la Organización de Estados Americanos (OEA), por su parte, calificaron las elecciones como "transparentes" y "confiables", mientras que el estadunidense Centro Carter destacó "unos comicios transparentes e inclusivos". Sin embargo el jurista español, Baltasar Garzón, quien observó los comicios en Honduras, dijo a la AFP que "hubo fraude electoral por distintos mecanismos y vías". "Hubo compra de credenciales, compra de voluntades a la hora de votar y otros tipos de fraude que figuran en el informe que presentamos en Honduras", dijo Garzón entrevistado en Asunción en donde se encuentra de visita.

Castro, quien tiene previsto presentar actas de los resultados con irregularidades, destacó que Libre se convirtió en una "fuerza política importante" por el número de diputados que logró en el Congreso unicameral integrado por 128 miembros. "Rompimos las cadenas del bipartidismo, hoy estamos colocados en primer lugar, hoy hemos demostrado que el pueblo luchó y lucha por la propuesta de Libre", sentenció Castro que basó su campaña en un "socialismo democrático".

De acuerdo con los resultados oficiales, el PN, de Hernández, tendría 47 diputados; Libre 39; el Partido Liberal (PL, derecha) 26; y el Partido Anticorrupción (PAC, centro derecha) 13. Tres partidos minúsculos, uno cada uno. En el actual Congreso, presidido y controlado absolutamente por Hernández, el PN tiene 71 diputados, el PL 55 y las otras tres fuerzas minoritarias se distribuyen 12 curules, lo que dada un control total al binomio conservador que ha gobernado a este país por más de un siglo.

Las elecciones se llevaron a cabo en un marco de polarización heredado por el golpe de Estado del 28 de junio del 2009 contra Zelaya, quien fue enviado al exilio en pijama y al regresar le permitieron organizar el partido político, en base a un acuerdo logrado por el presidente Porfirio Lobo con el fallecido Hugo Chávez (Venezuela) y Juan Manuel Santos (Colombia). Ese acuerdo permitió a Honduras reingresar a la OEA de la que había sido suspendida y a Lobo el reconocimiento de varios países que se negaban a hacerlo. Lobo entregará el poder el 27 de enero del 2014.