Obama exige regular venta de armas en EU

Después del tiroteo en una clínica en Colorado, donde fallecieron tres personas, el presidente de Estados Unidos dijo que no deben dejar que los ataques se conviertan en algo normal.
El presidente de EU, Barack Obama, durante una conferencia de prensa en Kuala Lumpur tras participar en la cumbre de la ASEAN
El presidente de EU, Barack Obama. (AFP)

Washington

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, urgió una vez más a regular la venta de armas en este país, tras señalar que no se debe permitir que los tiroteos como el ocurrido el viernes en Colorado, se conviertan en la norma.

En un mensaje emitido por la Casa Blanca, Obama afirmó que cada vez más familias en Estados Unidos temen ser víctimas de tiroteos como el ocurrido en una clínica de salud reproductiva de Colorado Springs, que dejó tres personas muertas y nueve heridas.

"Esto no es normal. No podemos dejar que esto se convierte en lo normal", asentó el mandatario.

Obama añadió que para ofrecer las condolencias con "una conciencia limpia" a las víctimas de esta clase de ataques, es preciso ajustar las regulaciones a las ventas de armas de fuego en Estados Unidos.

"Debemos hacer algo acerca del fácil acceso a las armas de guerra en nuestras calles, a personas que no tienen razón para obtenerlas. Punto. Ya basta", enfatizó Obama.

El mensaje fue difundido poco después de que la policía de Colorado Springs identificó al atacante como Robert Dear, de 57 años, y quien será presentado ante la corte el próximo lunes.

Obama indicó que no se conocían los motivos de Dear para disparar a una docena de personas ni para aterrorizar a una comunidad entera, pero mató a policías y provocó miedo en los estadunidenses.

El ataque a la clínica de salud reproductiva Planned Parenthood (Paternidad planeada) se registró luego de intensas campañas contra estas instalaciones médicas de parte de grupos conservadores que se oponen al aborto.

En la más reciente campaña, grupos difundieron una serie de videos que supuestamente muestran a representantes de Planned Parenthood discutiendo la venta de tejido fetal para estudios científicos.

En un comunicado emitido la noche del viernes, la directora de esa clínica, Vicki Cowart, señaló que aunque no se conocían los motivos del atacante, el ambiente político en Estados Unidos se hacía cada vez más peligroso.

"Compartimos las preocupaciones de muchos estadunidenses de que extremistas están creando un ambiente 'venenoso' que alimenta al terrorismo doméstico", aseveró Cowart