Pide Obama recursos para facilitar repatriaciones

El presidente de EU pidió 3 mil 700 mdd al Congreso para financiar el aumento de jueces migratorios, agentes fronterizos y para ayudar a los países centroamericanos a repatriar a los deportados.
El presidente estadunidense, Barack Obama, habla durante una reunión en el Minnehaha Park de Minneapolis
El presidente estadunidense, Barack Obama, pedirá los recursos al Congreso para enfrentar la crisis de los niños no acompañados en la frontera con México, pero no pedirá cambios legales para deportaciones. (EFE)

Washington, EU

El presidente estadounidense Barack Obama solicitó al Congreso 3 mil 700 millones de dólares en fondos especiales para atender  el flujo de inmigrantes clandestinos, especialmente de niños centroamericanos, informó este martes la Casa Blanca.

Altos funcionarios del gobierno dijeron que el monto, superior a lo que la Casa Blanca había anunciado que pediría hace una semana, "refleja la exhaustiva estrategia del gobierno para resolver esta situación de una manera agresiva y efectiva".

El dinero estaría destinado a varias agencias del gobierno y financiaría el aumento de jueces de inmigración, funcionarios de asilo y agentes fronterizos, instalaciones de detención y la aceleración de deportaciones, señalaron los funcionarios.

Los fondos también están destinados para ayudar a los países centroamericanos a repatriar a los migrantes deportados.

Parte de los recursos se usarían además en una campaña para informar en Centroamérica sobre los peligros del viaje hacia Estados Unidos, especialmente para los menores, y en iniciativas para impulsar mejoras en seguridad y economía en los países de la región.

"Estamos tomando un enfoque agresivo desde ambos lados de la frontera", dijo uno de los funcionarios, que habló en condición de anonimato.

Desde el pasado mes de octubre más de 52 mil niños, en su mayoría provenientes de El Salvador, Honduras y Guatemala, han sido detenidos en la frontera estadounidense, lo que ha provocado una crisis política y humanitaria que el gobierno de Obama intenta gestionar, sin el apoyo de la oposición republicana.

El secretario de Seguridad Interior, Jeh Johnson, que viaja este martes a Guatemala para tratar la crisis, reiteró el domingo que el gobierno pondrá freno a la entrada de menores, al tiempo que agilizará las deportaciones.