Obama anunciará el viernes medidas migratorias

Según comenzó a filtrarse la semana pasada, el plan de Obama permitirá que muchos padres de niños que son ciudadanos estadounidenses obtengan permisos de trabajo.
Obama, durante su reciente discurso en la gala de la reunión anual del Instituto del Caucus Hispano en el Congreso (CHCI), en Washington
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, hará un anuncio sobre migración el próximo viernes. (AFP)

Washington, EU

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, tiene previsto hacer su anuncio ejecutivo sobre alivio migratorio el próximo viernes, durante un viaje a Las Vegas, Nevada, dijeron fuentes extraoficiales.

Obama tiene planeado hacer el anuncio durante una visita a la escuela preparatoria "Del Sol", en medio de reportes de que la nueva medida podría beneficiar hasta cinco millones de inmigrantes indocumentados, la mayoría mexicanos.

Se trata de la misma escuela de Nevada en donde Obama ofreció un discurso sobre migración el año pasado.

Según comenzó a filtrarse la semana pasada, el plan de Obama permitirá que muchos padres de niños que son ciudadanos estadounidenses o residentes legales obtengan permisos de trabajo y eviten así la amenaza de la deportación.

Esa pieza del plan podría afectar a entre 2.5 y 3.3 millones de personas, dependiendo del tiempo de permanencia en el país (diez o cinco años) que se fije como requisito para los potenciales beneficiarios.

El presidente evalúa, además, ampliar la protección que ya existe para los jóvenes indocumentados que llegaron a Estados Unidos cuando eran niños y extenderlas también a sus padres, lo que beneficiaría a más de un millón de inmigrantes.

Expertos legales sostienen que existen suficientes precedentes legales de acciones ejecutivas para justificar una acción amplia por parte de Obama, aunque el presidente se había resistido a adoptar un alivio unilateral generalizado al inicio de su mandato.

Pero ante la decisión de la Cámara de Representantes de ignorar la iniciativa de ley aprobada en el Senado en junio de 2013, Obama indicó que haría un anuncio en el verano.

A raíz de los comicios de noviembre, en los que los republicanos no sólo ampliaron su mayoría en la Cámara de Representantes, sino que arrebataron a los demócratas el control del Senado, Obama refrendó que haría el anuncio antes de que concluya 2014.

Tanto el presidente de la Cámara Baja, John Boehner, como el líder de los republicanos en el Senado, Mitch McConnell, coincidieron que un anuncio unilateral de Obama en migración "envenenaría el pozo" de la cooperación en los últimos dos años de su presidencia.

La Casa Blanca ha insistido en que Obama prefiere una reforma migratoria aprobada por el Congreso y sugirió la posibilidad de que un proyecto de ley sea considerado antes que inicie la próxima legislatura en enero de 2015.