Obama condena la xenofobia de Trump

El presidente de EU fustiga la posición del virtual candidato presidencial republicano, que pidió más controles “contra los musulmanes” en el país.
El mandatario se reunió con el Consejo de Seguridad Nacional y luego dijo en un mensaje a los homosexuales que “no están solos”.
El mandatario se reunió con el Consejo de Seguridad Nacional y luego dijo en un mensaje a los homosexuales que “no están solos”. (Carlos Barria/Reuters)

Washington, Orlando

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, condenó la xenofobia, acentuada tras la matanza del domingo en Orlando, del virtual candidato republicano a la Casa Blanca, Donald Trump, y se preguntó hasta dónde va a llegar, al advertir al magnate de que la lucha antiterrorista no es cuestión de "etiquetas".

Obama mantuvo en el Departamento del Tesoro una reunión con su Consejo de Seguridad Nacional para revisar la estrategia contra el grupo Estado Islámico (EI) tras la masacre de 49 personas en el club gay Pulse de Florida y cuyo autor, el joven neoyorquino Omar Mateen, de origen afgano, juró lealtad a esa organización yihadista antes de ser abatido.

Tras la reunión, Obama ofreció un discurso, visiblemente enojado, en el que respondió a las críticas de Trump, quien el lunes exigió "dureza e inteligencia" al presidente en la lucha antiterrorista e incluso pidió que renuncie por su negativa a hablar de "islam radical".

Trump propuso prohibir temporalmente la entrada al país a todos los musulmanes "y se oye un lenguaje que señala a los inmigrantes y sugiere que comunidades religiosas enteras son complacientes con la violencia. ¿Dónde va a parar esto?", declaró Obama y se preguntó si "realmente" los miembros y líderes republicanos apoyan las propuestas de su virtual candidato a la Casa Blanca para los comicios del 8 de noviembre.

Trump ya planteó su veto a la entrada de musulmanes al país tras la matanza de diciembre pasado en San Bernardino (California), perpetrada por dos supuestos seguidores del EI, y ahora habló de prohibir la inmigración procedente de todas las zonas del mundo con un historial de terrorismo dirigido contra EU.

Obama aseguró que su rechazo a usar la expresión "islam radical" no es una cuestión de corrección política, sino que obedece al objetivo de no convertir la lucha contra los terroristas en "una guerra entre el islam y Estados Unidos", que es precisamente, dijo, lo que buscan grupos como el EI.

Sobre el autor de la matanza en Orlando, la mayor causada por armas de fuego en la historia del país, Obama dijo que era, aparentemente, un joven "enfadado, perturbado e inestable" que se radicalizó, y reiteró que no hay indicios de implicación de un grupo terrorista extranjero.

Este tipo de "lobos solitarios" es "muy difíciles de detectar", y por tanto sus ataques, "son muy difíciles de prevenir", agregó.

Mientras, las autoridades investigan el entorno del presunto autor de la matanza, Omar Seddique Mateeen, cuya actual y segunda mujer, Noor, puede ser acusada de cargos criminales si se comprueba que supo con antelación de las intenciones de su marido y no lo denunció.

Jacquee Wahler, vocero de Disney, anunció ayer un aumento en las medidas de seguridad de sus parques de atracciones tras la revelación de que Omar Mareen visitó el Walt Disney World en abril.

También, Roger Jiménez, pastor de la Iglesia Bautista de la Verdad, en Sacramento, California, causó indignación al calificar de "excelente" la masacre de 49 "sodomitas" en Orlando, que será un poco más seguro esta noche" con la muerte de "50 pedófilos".