Obama no apoya la independencia del Tibet

Durante su encuentro a puerta cerrada en el Salón de Mapasde la Casa Blanca, Obama reiteró al líder religioso que Estados Unidos "noapoya la independencia del Tíbet".
Este viernes el presidente de Estados Unidos y el Dalai Lama  se reunirán en la Casa Blanca
Este viernes el presidente de Estados Unidos y el Dalai Lama se reunirán en la Casa Blanca (AP)

Washington

El presidente de Estados Unidos,Barack Obama, expresó hoy al Dalái Lama su apoyo a la "víaintermedia" como solución para el Tíbet, al tiempo que alentó a un"diálogo directo" con China para resolver sus diferencias.

Durante su encuentro a puerta cerrada en el Salón de Mapasde la Casa Blanca, Obama reiteró al líder religioso que Estados Unidos "noapoya la independencia del Tíbet".

Por su parte, el Dalái Lama declaró que no busca la"independencia" del Tíbet y que confía en que el diálogo entre susrepresentantes y el Gobierno chino "se reanudará", según detalló enun comunicado la Casa Blanca.

La reunión de hoy entre ambos, la tercera desde que Obamallegó a la Casa Blanca en enero de 2009, ha causado malestar al Gobierno de China,que pidió su cancelación.

Obama y el dalái lama "coincidieron en la importanciade una relación positiva y constructiva entre Estados Unidos y China",sostuvo la Casa Blanca.

Además, el presidente estadounidense "reiteró su firmeapoyo a la preservación de las tradiciones religiosas, culturales ylingüísticas únicas del Tíbet", así como a la "protección de losderechos humanos de los tibetanos" en China.

La Casa Blanca agregó que Obama elogió "elcompromiso" del dalái lama "con la paz y la no violencia".

El Ministerio de Asuntos Exteriores chino anunció hoy que hapresentado una protesta formal por la reunión, que considera perjudicial paralos intereses de Washington.

"Cualquier país que perjudique los intereses de Chinaverá al final dañados sus propios intereses", advirtió en una rueda deprensa la portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores Hua Chunying, que horasantes había pedido a Washington que cancelara el encuentro.

China asegura que el Tíbet es desde hace siglos parteinseparable de su territorio, mientras que los tibetanos argumentan que laregión fue durante mucho tiempo virtualmente independiente hasta que fueocupada por las tropas comunistas en 1951.