Estado Islámico debe ser destruido: Obama

Durante su intervención en Naciones Unidas, Obama aseguró que desmantelará "la red de muerte" del Estado Islámico y aclaró que no se trata de una guerra contra el Islam.
Durante su intervención en el pleno de la ONU, el presidente Barck Obama abordó la crisis en Irak, la situación en Ucrania y la epidemia de ébola.
Durante su intervención en el pleno de la ONU, el presidente Barck Obama abordó la crisis en Irak, la situación en Ucrania y la epidemia de ébola. (Reuters)

Nueva York, EU

En un discurso en la Asamblea General de Naciones Unidas,el presidente Barack Obama dijo que el Estado Islámico debe ser destruido y llamó al mundo a sumarse a la lucha contra los yihadistas, que Estados Unidos bombardea en Siria e Irak.

“El grupo terrorista conocido como Estado Islámico debe ser reducido y en última instancia destruido”, señaló el mandatario al referirse a la situación en Irak.

"Estados Unidos trabajará con una amplia coalición para desmantelar esta red de muerte. Hoy le pido al mundo sumarse a este esfuerzo", dijo Obama, indicando que el único idioma que entienden los yihadistas es "el de la fuerza".

Obama, prometió mantener la presión militar sobre los militantes del Estado Islámico y pidió a quienes se han unido al grupo en Irak y Siria que "dejen el campo de batalla mientras puedan".

"Hoy, pido al mundo unirse en este mundo. Aquellos que se han unido al EI deberían abandonar el campo de batalla mientras puedan (...) porque no sucumbiremos a sus amenazas y demostraremos que el futuro pertenece a aquellos que construyen, no los que destruyen", dijo Obama.

La coalición liderada por Estados Unidos volvió a bombardear en la madrugada del miércoles posiciones del EI en Siria e Irak.

Los nuevos bombardeos se producen un día después de que Washington dirigiera una serie de 16 ataques sobre suelo sirio -los primeros contra este territorio-, con sus aliados árabes (Jordania, Bahréin, Catar, Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos). Francia, por su parte, también participó en los ataques aéreos contra Irak.

Durante su discurso, Obama denunció además la "agresión" de Rusia en Europa por el conflicto en Ucrania y aseguró que Estados Unidos "levantará las sanciones" contra Moscú si escoge el camino de la paz.

"La agresión rusa en Europa recuerda los días en los que las grandes naciones pisoteaban a las pequeñas en la búsqueda de su ambición territorial", dijo Obama.

La negociaciones de paz sobre el futuro del este de Ucrania estaban en punto muerto, un día después de que los separatistas prorrusos anunciaran la celebración de elecciones en sus bastiones en un momento en que la tregua militar se consolida.

Por otra parte, el presidente estadounidense admitió ante la Asamblea General de la ONU que su país tiene sus propias "tensiones raciales y étnicas", luego de una serie de incidentes en los últimos meses entre la policía y la comunidad afroamericana.

"Sí, tenemos nuestras propias tensiones raciales y étnicas. Y como cada país, luchamos de manera permanente sobre cómo reconciliar los grandes cambios traídos por la globalización y la mayor diversidad con las tradiciones que tanto queremos", indicó.

Obama también instó a Irán ante la Asamblea General de la ONU en Nueva York a aprovechar la "histórica oportunidad" de un acuerdo sobre su controvertido programa nuclear.

"Podemos llegar a una solución que responda a sus necesidades energéticas garantizando al mismo tiempo que ese programa sea pacífico", afirmó Obama en un discurso en el plenario de Naciones Unidas.

El objetivo es cerrar las negociaciones antes del próximo 24 de noviembre, cuando vence el plazo que las dos partes se han impuesto para resolver una cuestión que lleva años dificultando las relaciones entre Irán y Occidente.

Precisamente hace un año Obama y el presidente iraní, Hasán Rohani, aprovecharon la Asamblea General de Naciones Unidas para protagonizar un histórico acercamiento que hizo crecer las expectativas sobre una solución al tema nuclear.

El presidente estadounidense también pidió que más países se comprometan a luchar contra el brote de ébola en África Occidental.

"Necesitamos un esfuerzo más amplio para detener una enfermedad que podría matar a cientos de miles, infligir horribles sufrimientos, desestabilizar economías y moverse rápidamente a través de las fronteras", dijo Obama.

El presidente estadounidense recordó que su país ha puesto en marcha un importante dispositivo en África contra el ébola y llamó a otros Gobiernos a sumarse a ese trabajo con "compromisos concretos".

"Mientras hablamos, Estados Unidos está desplegando médicos y científicos, apoyados por nuestro Ejército, para ayudar a contener el brote del ébola" y buscar "nuevos tratamientos", señaló Obama en su intervención, en la que aseguró que seguirá movilizando a otros países para sumar esfuerzos.

Obama aseguró que crisis como la del ébola y otras que se viven en el mundo son una muestra del "fracaso" del sistema internacional a la hora de responder a "un mundo interconectado".