Obama vetará reapertura de Gobierno "a trozos"

Rechazó la propuesta de los republicanos de financiar con leyes individuales diversas áreas de la administración, mientras el secretario del Tesoro fija el 17 de octubre como plazo para subir el ...
Obama habla sobre la situación creada por el cierre gubernamental en el Jardín de las Rosas, hoy en la Casa Blanca
Obama habla sobre la situación creada por el cierre gubernamental en el Jardín de las Rosas, hoy en la Casa Blanca (AFP)

Washington DC -Baltimore

La Casa Blanca rechazó hoy la propuesta de los republicanos en la Cámara de Representantes de financiar con leyes individuales diversas áreas de la Administración federal y permitir así una reapertura "a trozos".

En un comunicado, la portavoz de la Casa Blanca Amy Brundage dijo que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, vetará ese tipo de propuestas para financiar sólo ciertos gastos como los beneficios de los veteranos, los Parques Nacionales o la burocracia de Washington DC. "Esta propuesta troceada no es seria y no es una manera de llevar el Gobierno", indicó el comunicado.

Según la portavoz, el presidente y el Senado han dejado claro que propuestas presupuestarias parciales no son el modo de resolver el bloqueo legislativo que ha llevado al cierre de la Administración federal y han dejado claro "que no aceptarán jugar este juego".

"Si los republicanos están preocupados por el impacto del cierre, que afecta a todo el Gobierno y de pequeños negocios a mujeres, niños o jubilados, deben hacer su trabajo y aprobar una extensión limpia (sin condicionantes) de las asignaciones presupuestarias", apuntó Brundage.

La Cámara de Representantes prevé presentar hoy varios proyectos de ley para financiar diversas agencias, después de que el presidente firmara ayer una propuesta similar para evitar que 1.4 millones de militares estadunidenses dejaran de recibir sus salarios.

El desacuerdo republicano con la reforma sanitaria de Obama ha llevado a que el Congreso no haya conseguido un acuerdo antes del inicio del nuevo año fiscal hoy, 1 de octubre, para aprobar un presupuesto provisional hasta finales de 2013.

Ese desacuerdo ha provocado que desde hoy la Administración federal haya pedido a 800 mil funcionarios que no fueran a trabajar, haya cerrado Parques Nacionales en todo el país y un gran número de servicios operen con mínimos recursos o con empleados que trabajarán sin ser pagados por el momento en labores vitales para el país.

Asimismo, el secretario del Tesoro, Jacob Lew, dijo hoy que el Congreso no tendrá "tiempo suplementario" para aumentar el techo de la deuda de Estados Unidos más allá del 17 de octubre, cuando se quedará sin fondos y entrará en cese de pagos.

Después de ese plazo, "nos quedarán 30 mil millones de dólares en la tesorería para honrar los compromisos de nuestro país", señaló Lew en una carta remitida al titular dela Cámara de Representantes, el republicano John Boehner.

Ese monto está "muy por debajo de lo que puede gastar el Tesoro en un solo día, que serían unos 60 mil millones de dólares, agregó el secretario del Tesoro, que instó al Congreso a "actuar inmediatamente".

En la misiva Lew señala que la falta de un acuerdo por el presupuesto, que obligó este martes a cerrar parcialmente las oficinas del gobierno, no modifica las proyecciones para alcanzar ese límite. Pese a que la falta de un presupuesto para el año fiscal 2014 "crea una incertidumbre adicional", no modifica la posición del Tesoro a menos que el bloqueo se prolongue, indicó.

Los legisladores republicanos se han negado tanto a aprobar el presupuesto para el año fiscal iniciado hoy como a aumentar el techo de la deuda de 16.7 billones de dólares. El país tiene un déficit de unos 60 mil millones de dólares mensuales y necesita endeudarse para financiar ese déficit.

El Tesoro ha conseguido operar justo por debajo del techo de la deuda desde mayo, recurriendo a "medidas extraordinarias" para pagar las cuentas del país, desde los salarios y pensiones hasta el servicio de la deuda.

Pero Lew indicó que esas medidas están agotadas. por lo que se deberá recurrir a nuevos endeudamientos para el 17 de octubre, o de lo contrario entrará en default. "Si no contamos con el dinero suficiente será imposible que Estados Unidos cumpla con todas sus obligaciones por primera vez en la historia", escribió Lew a Boehner.