Obama inicia ronda de reuniones con congresistas sobre parálisis de Gobierno

La primera reunión será a partir de las 16:30 hora local (20:30 hora GMT) con los 200 congresistas demócratas de la Cámara de Representantes, mientras Obama tiene previsto nombrar hoy a Janet ...
"Fin a las discusiones" y "Necesitamos nuestros fondos", reclaman un grupo de funcionarios que protesta ante el Congreso contra el cierre federal
"Fin a las discusiones" y "Necesitamos nuestros fondos", reclaman un grupo de funcionarios que protesta ante el Congreso contra el cierre federal (AFP)

Washington DC -Baltimore

El presidente Barack Obama recibirá en los próximos días a todos los legisladores estadunidenses para intentar poner fin al bloqueo en el Congreso sobre el presupuesto y el techo de la deuda, informó hoy la Casa Blanca al cumplirse el noveno día de un cese parcial de las actividades del Estado federal.

La primera reunión será a partir de las 16:30 hora local (20:30 hora GMT) con los 200 demócratas de la Cámara de Representantes, según detalló la Casa Blanca. Al encuentro de hoy seguirán otros en los próximos días con legisladores republicanos de esa misma cámara y con senadores de ambos partidos.

El objetivo de las reuniones es analizar la actual crisis presupuestaria, que tiene a la Administración federal parcialmente paralizada desde el 1 de octubre por falta de fondos, pero sobre todo intentar evitar el agravamiento que se producirá si el Congreso no autoriza elevar el techo de la deuda, que se alcanzará el próximo 17 de octubre.

En una conferencia de prensa en la Casa Blanca, Obama ofreció ayer a los republicanos la posibilidad de autorizar un aumento del techo de deuda por un período corto, durante el cual se negociaría la reducción del déficit sin exclusión de ningún capítulo.

El presidente se mostró dispuesto a sentarse a negociar con los republicanos, pero siempre que autoricen un presupuesto temporal que reabra la Administración y aumenten el límite de endeudamiento. Por su parte, el presidente de la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner, insistió en que el aumento del techo de la deuda esté vinculado a un compromiso de reducir el gasto público.

"No podemos aumentar el techo de endeudamiento sin hacer algo sobre las causas que nos están llevando a tomar más dinero prestado y vivir por encima de nuestras posibilidades", advirtió Boehner. Según el Departamento del Tesoro, si se declara la suspensión de pagos por la negativa del Congreso a elevar el techo de la deuda, EU puede caer en una recesión igual o peor a la de 2008.

Unos 900 mil funcionarios públicos federales se encuentran de vacaciones sin goce de sueldo desde el 1º de octubre porque el Congreso -dividido en una Cámara de Representantes dominada por republicanos y un Senado de mayoría demócrata- no aprobó un presupuesto que permita pagarles para el año fiscal 2013-2014.

A esta crisis sin precedentes desde 1996, se suma la amenaza de un default de pago de EU que está generando una creciente inquietud entre los mercados bursátiles mundiales y los gobiernos extranjeros.

Pasada la fecha límite del 17 de octubre sin un aumento del techo de endeudamiento, actualmente de 16.7 billones de dólares y ya superado en mayo, EU no podría emitir deuda ni devolver dinero a algunos acreedores en función de los límites actuales dispuestos por el Congreso.

En una rueda de prensa el martes, Obama exhortó al presidente de la Cámara de Representantes John Boehner a que someta a votación el aumento del techo de la deuda rápidamente, con el argumento de que varios republicanos votarían a favor.

"Eliminemos la amenaza que pesa sobre los estadunidenses y nuestras empresas, y en el trabajo", dijo Obama. "No podemos hacer que la extorsión sea un componente de nuestra democracia", advirtió. El mandatario prometió que, luego de aprobados el presupuesto y el límite de la deuda, estaba dispuesto a negociar sobre los gastos del Estado, y se ofreció a dejar esta promesa por escrito.

Pero Boehner se niega a tomar esos pasos, hasta tanto el mandatario no haga concesiones, sobre todo con respecto a la reforma de salud promulgada en 2010, a la cual se oponen los republicanos.

"La posición del presidente que rechaza hablar sin capitulación previa es inviable", protestó Boehner, y recordó que varios presidentes, incluido Obama, han negociado en el pasado respecto al elevamiento del límite de la deuda.

El encuentro que Obama tiene previsto estos días con todos los legisladores -republicanos y demócratas de las dos asambleas- es un tímido signo de movimiento hacia la negociación, por primera vez desde el comienzo de la crisis. Los cuatro grupos serán recibidos por separado en la Casa Blanca.

El primer encuentro está programado para hoy con los 200 demócratas de la Cámara de Representantes, según un funcionario del gobierno que pidió el anonimato.

Mientras la falta de un acuerdo entre demócratas y republicanos amenaza con provocar el primer default en la historia del país, Obama tiene previsto nombrar hoy a Janet Yellen como la primera mujer en presidir la Reserva Federal. Obama hará el anuncio oficial a las 15:10 hora local (19:10 hora GMT) en la Casa Blanca, donde también hablará sobre la crisis presupuestaria actual.

Algunos mercados mundiales, asustados por el bloqueo en Washington, recibieron esperanza tras el anuncio de la nominación de Janet Yellen, considerada favorable a una política monetaria flexible, como nueva presidenta de la Reserva Federal.

Ex consejera económica de Bill Clinton, vicepresidenta de la Fed desde 2010, Yellen de 67 años es considerada una de las "palomas" de la Fed y más preocupada por el desempleo que por la inflación. Deberá ser confirmada por el Senado, donde los republicanos disponen una minoría de bloqueo.