Obama pide a los republicanos aprender de Reagan y su política migratoria

El presidente de EU recordó que el mandatario republicano aprobó una reforma migratoria y criticó a la oposición por amenazar con demandarle por su uso del poder ejecutivo.
Obama hace un gesto durante su intervención de hoy en el Paramount Theatre de Austin, Texas
Obama hace un gesto durante su intervención de hoy en el Paramount Theatre de Austin, Texas (AFP)

Washington

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, pidió hoy a los republicanos aprender de uno de sus grandes ídolos, el ex presidente Ronald Reagan (1981-89), que aprobó una reforma migratoria, en lugar de criticarlo a él por su plan de usar su poder ejecutivo para arreglar el sistema migratorio del país.

"Ronald Reagan aprobó una reforma migratoria. Y ustedes aman a Ronald Reagan. Hagamos esto juntos", dijo Obama en un discurso de marcado tono electoral en Austin (Texas). Obama anunció la semana pasada que tomará acciones ejecutivas para arreglar "lo máximo posible" el sistema migratorio del país, después de que la mayoría republicana en la Cámara de Representantes se negara a votar este año la reforma migratoria.

"En la Cámara de Representantes ni siquiera han programado un voto. No tienen la energía o la organización, o no sé qué es, para votar siquiera que no a la reforma migratoria. Y ahora (los republicanos) se enfadan porque voy a hacer cosas por mi cuenta (en inmigración)", sostuvo Obama. El mandatario fue interrumpido en ese momento por dos jóvenes hispanos que gritaban consignas aparentemente relacionadas con la inmigración, y prometió que se dirigiría a hablar con ellos en cuanto terminara su discurso.

Varios activistas han protestado en los últimos meses durante discursos y actos de Obama sobre inmigración con el fin de pedirle que detenga las deportaciones, que han alcanzado la cifra récord de dos millones de personas durante su mandato. El mandatario revisará al final del verano una serie de opciones para actuar por decreto en temas relacionados con inmigración y se espera que entre ellas esté la política de deportaciones que ha encargado al secretario de Seguridad Nacional, Jeh Johnson.

En un discurso casi idéntico al que ofreció este miércoles en Denver (Colorado) y a finales de junio en Mineápolis (Minesota), Obama destacó sus logros económicos y denunció el bloqueo republicano de sus propuestas legislativas, un mensaje con el que busca votos para los demócratas en las legislativas de noviembre.

En particular, Obama criticó hoy el plan del presidente de la Cámara de Representantes de EU, el republicano John Boehner, de demandarlo por excederse en su recurso a las acciones ejecutivas. "Pese a todas las acciones que he tomado este año, estoy emitiendo órdenes ejecutivas al nivel más bajo en más de cien años. No me queda claro por qué a los republicanos no les importaba cuando el ex presidente (George W.) Bush tomaba más acciones ejecutivas que yo. Quizá es solo que yo no les gusto", indicó.

"¿De verdad van a demandarme por hacer mi trabajo cuando ellos no hacen el suyo?", subrayó Obama. Incluso afirmó que a veces se siente como el actor Mark Wahlberg en una escena de la película "The Departed" (2006), en la que un tipo que ha perdido la pista del sujeto al que están buscando le pregunta quién es.

"Y Wahlberg responde: 'Soy el tipo que está haciendo mi trabajo. Usted debe ser el otro tipo'. A veces me dan ganas de decirles eso a esta gente (los republicanos)", señaló Obama. Las autoridades estadunidenses se están viendo desbordadas por una crisis humanitaria provocada por la llegada y detención desde octubre de cerca de 52 mil menores sin compañía a su frontera sur, la mayoría provenientes de Guatemala, Honduras y El Salvador.