Obama renueva apoyo al aborto; el Papa se manifiesta en contra

A 41 años de que se legalizó la práctica en EU, miles de activistas y legisladores realizan la movilización; también defienden la adopción.
Pese a las bajas temperaturas recorrieron las principales calles de la capital estadunidense.
Pese a las bajas temperaturas recorrieron las principales calles de la capital estadunidense. (Shawn Thew/EFE)

Washington

Miles de personas participaron en una manifestación contra el aborto, resistiendo gélidas temperaturas frente a monumentos y edificios del gobierno en Washington, mientras el presidente estadunidense, Barack Obama, renovó su compromiso a favor del derecho por la interrupción del embarazo, al cumplirse 41 años del fallo judicial por el que es legal esta práctica en Estados Unidos.

Por su parte, el papa Francisco dio su apoyo a la manifestación, vía Twitter, con el mensaje: “Me sumo a la  Marcha por la Vida en Washington con mis oraciones. Dios nos ayude a respetar la vida, en especial la más vulnerable”.

La semana pasada Jorge Mario Bergoglio reiteró su rechazo en el discurso pronunciado ante el cuerpo diplomático acreditado ante la sede papal, en el que subrayó que “suscita horror el pensar en los niños que no podrán ver la luz nunca víctimas del aborto”.  

Los activistas antiaborto y legisladores defendieron la adopción como una alternativa para las mujeres que no quieran tener hijos. “La adopción es una decisión heroica para las embarazadas que se encuentran en una situación difícil”, explicó en un comunicado la presidenta de la Marcha por la Vida, Jeanne Monahan, quien pidió que desaparezca “el estigma de la adopción”.

Desde los jardines del Mall, cubiertos por una capa de nieve, los manifestantes recorrieron las calles del centro de Washington hasta llegar frente al Tribunal Supremo.

Antes de la marcha, el líder de la mayoría republicana en la Cámara de Representantes, Eric Cantor, anunció que la instancia legislativa votará,
la próxima semana, una iniciativa para prohibir la financiación federal al aborto.

Cantor también denunció que la reciente reforma del sistema de salud incluye un aumento del financiamiento para la interrupción de embarazos.

“Desde 1973, más de 56 millones de niños han sido brutalmente asesinados”, apuntó el también legislador republicano Chris Smith en su intervención ante los manifestantes, en referencia al número de abortos que se calcula han practicado en Estados Unidos a partir del fallo.

Por su parte, el presidente Barack Obama conmemoró el 41 aniversario del fallo de la Corte Suprema y afirmó que el principio que guía la histórica decisión del máximo tribunal es que todas las mujeres deben tener libertad para hacer sus propias elecciones en torno a sus cuerpos y su salud.

“Reafirmamos nuestro firme compromiso con la protección del acceso de la mujer a la atención médica económica y segura, su derecho constitucional a la privacidad, incluyendo el derecho a la libertad reproductiva”, señaló Obama en un comunicado.

“Estamos decididos a reducir el número de embarazos no deseados, apoyar la salud materno-infantil, y seguir construyendo comunidades seguras y saludables para todos nuestros niños. Debido a que este es un país donde todo el mundo se merece la misma libertad y las mismas oportunidades para cumplir sus sueños”, agregó.

El 22 de enero de 1973, el Tribunal Supremo de Estados Unidos falló en el caso conocido como Roe contra Wade, que una ley del estado de Texas violaba ciertos derechos constitucionales, ya que dictaminó que la decisión de una mujer al abortar está protegida por su derecho a la privacidad.

El Supremo indicó que el Estado no puede prohibir el aborto en el primer trimestre, pero dejó abierta la puerta a que los estados impongan regulaciones a partir del segundo trimestre, o incluso prohibir el aborto en el último trimestre, cuando el feto es viable fuera del útero.

Un grupo de activistas antiaborto se reunió entonces para protestar contra la sentencia, en lo que fue el germen de la marcha que se celebró por primera vez al año siguiente y se ha mantenido durante las últimas cuatro décadas.

• • •

Marruecos pone fin a ley de violaciones

El Parlamento marroquí puso fin a una de las leyes más controvertidas que permitió durante 50 años que los violadores no fueran a la cárcel si desposaban a su víctima.

Tras casi dos años de debates y procedimientos institucionales se llegó a este resultado, después de que en la primavera de 2012 estallara el caso de Amina Filali, la niña de 15 años de una localidad rural que se suicidó tras haber sido obligada a casarse con su violador y ser maltratada por él durante su breve matrimonio.

El artículo 475 del Código Penal castigaba con una pena hasta de cinco años a quien raptara a una menor, pero en su segundo párrafo —eliminado hoy— especificaba que el agresor “no sería perseguido cuando una menor raptada desposaba a su secuestrador”.

“¿Hemos tenido que esperar a que muriera Amina para cambiar el párrafo de una ley?”, lamentó ante la Cámara la socialista Aicha al Jamís, mientras que su colega Fátima al Kahil, del Movimiento Popular, preguntó por su parte: “¿Cuántas mujeres han sido violadas y casadas con sus agresores gracias a esta ley?”.

La sesión pudo haber sido histórica, dado el eco internacional que alcanzó el caso de Amina Filali y la existencia de esta ley, pero en el momento de la votación solo había en la  Cámara aproximadamente 60 diputados, menos de la sexta parte del total, que votaron por unanimidad.

EFE/Rabat

• • •