Obama recaba apoyo de la OTAN en Ucrania e Irak

En la primera jornada de la cumbre de dos días que la alianza occidental celebra en Gales, el presidente estadunidense reclamó a sus aliados apoyo para responder a la agresión rusa y la violencia ...
Los líderes de la OTAN rinden homenaje con un minuto de silencio a los soldados muertos en Afganistán en el hotel Celtic Manor, en Newport
Los líderes de la OTAN rinden homenaje con un minuto de silencio a los soldados muertos en Afganistán en el hotel Celtic Manor, en Newport (AFP)

Newport

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, recabó hoy en la cumbre de la OTAN que se celebra en Newport (Gales, Gran Bretaña) el apoyo de los aliados para responder a la agresión rusa en el este de Ucrania y afrontar la violencia yihadista en Irak. Obama participó hoy en la primera jornada de la cumbre de dos días que se celebra en el centro hotelero Celtic Manor, en la ciudad galesa de Newport, y que se ha centrado en analizar la fase final de la intervención aliada en Afganistán y la delicada situación en el territorio oriental de Ucrania.

En concreto, el presidente de EU intenta unificar la respuesta de la Alianza Atlántica a las acciones de Rusia, después de que Ucrania denunciase una "invasión" de su territorio. Obama ya ha adelantado que estudia más sanciones contra Rusia a fin de repeler la agresión del Kremlin, mientras los aliados ya han anunciado una asistencia de 15 millones de euros a Ucrania para ayudar a sus reformas militares.

Dada la inquietud de Washington por el comportamiento de Rusia en la frontera con Ucrania, los aliados invitaron a la cumbre al presidente ucraniano, Petró Poroshenko, quien hoy tuvo una reunión con los líderes de EU, el Reino Unido, Alemania, Francia e Italia. En ese sentido, el secretario de Estado de EU, John Kerry, explicó a la prensa que se trató de una "conversación muy sincera sobre los desafíos que afronta Ucrania".

"El presidente Poroshenko fue muy claro sobre su deseo de encontrar una salida pacífica", indicó Kerry, si bien reconoció la necesidad de una respuesta "fuerte" aliada ante Rusia. Por su parte, Poroshenko agradeció el "apoyo, unidad y solidaridad con Ucrania" que ha demostrado EU y alertó de que su país vive "momentos muy difíciles" para defender la "democracia y la libertad", así como "la integridad territorial del país".

"Pero al final, todos queremos la paz", admitió Poroshenko, quien se ha mostrado dispuesto a ordenar a su Estado Mayor que declare un alto el fuego mañana en las regiones de Donetsk y Lugansk. Ante la escalada de la crisis ucraniana, los aliados esperan acordar el viernes la puesta en marcha de una fuerza de acción "rápida" para ser desplegada a corto plazo, no más de cuatro días. Aunque la composición de esta fuerza aún no ha sido revelada, se estima que estará conformada por unos cuatro mil efectivos.

Los líderes de la OTAN acusaron hoy a Rusia de no haber dado "ningún paso a favor de la paz" en Ucrania, luego del anuncio de un posible cese al fuego entre Kiev y los separatistas sobre el que el presidente ucraniano Petro Poroshenko expresó un "optimismo prudente". "En vez de bajar la tensión a la crisis, Rusia sólo la aumentó", indicó el secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, en conferencia de prensa luego de una reunión del Consejo Ucrania-OTAN.

Poco antes, Estados Unidos anunció que estaba preparando nuevas sanciones contra Rusia, en coordinación con la Unión Europea (UE) que prepara por su lado una nueva tanda de sanciones económicas y cuya decisión política para aplicarlas debe tomarse este viernes. "Si Rusia aumenta la tensión, estamos preparados para incrementar la presión", indicó la Casa Blanca.

Los aliados de la OTAN se habían fijado el objetivo de mostrar su unidad frente a Rusia y su apoyo a Ucrania. El jueves aprobaron la creación de cuatro fondos para ayudar a Kiev en su esfuerzo militar y asistir a los soldados heridos en el conflicto de ya cinco meses con los separatistas que dejó 2,600 muertos. El viernes los mandatarios deben aprobar un plan para posicionar tropas y equipamiento militar en el este de Europa.

Esfuerzo "genuino" por la paz

El acuerdo para cesar los enfrentamientos en el este de Ucrania podría ser firmado en Minsk durante una reunión negociadora bajo la supervisión de Rusia, la Unión Europea y la OSCE. "Mañana en Minsk [capital de Bielorrusia] se firmará un documento para introducir gradualmente el plan de paz ucraniano", aseguró Poroshenko a la prensa ucraniana en Newport, donde se celebra la cumbre de la OTAN con la participación de más de 60 delegaciones.

La respuesta de los separatistas no tardó en llegar. En un comunicado dijeron "estar dispuestos a ordenar un cese al fuego el viernes si hay un acuerdo y si los representantes de Ucrania firman un plan para una solución política". El anuncio se produjo después de que el presidente ruso Vladimir Putin presentara el miércoles un plan para un alto el fuego que fue tildado de "cortina de humo" por el primer ministro ucraniano, Arseni Yatseniuk.

"Lo que cuenta es lo que pasa en el terreno y continuamos siendo testigos de la implicación de Rusia en la desestabilización de la situación en el este de Ucrania", indicó Rasmussen. "Todos los esfuerzos para hallar una solución pacífica a la crisis en Ucrania son bienvenidos", añadió subrayando que Rusia debe frenar el "flujo de armas y combatientes" hacia el este ucraniano y "comprometerse en un proceso político constructivo, eso sería un esfuerzo genuino para facilitar una solución pacífica".

Más temprano, Poroshenko informó sobre la situación en Ucrania a los mandatarios de Estados Unidos, Gran Bretaña, Alemania, Francia e Italia. El francés François Hollande pidió por un "verdadero cese al fuego", sólo ello podría encaminar un proceso político. El mandatario francés indicó que un cese al fuego y una solución política son las dos condiciones que espera Francia para entregar los dos buques de guerra que construyó a cuenta de Rusia, un contrato de 1,200 millones de euros.

"Si se cumple la palabra veremos algo mañana o en los próximos días", dijo Angela Merkel al margen de la cumbre. La OTAN acusa a Rusia de enviar tropas regulares y armamento sin identificación al este de Ucrania, lo que Moscú niega. Rusia, que representa según la OTAN la mayor amenaza de la Guerra Fría, debe frenar "el flujo de armas y combatientes" hacia el este ucraniano y "comprometerse en un proceso político constructivo", señaló Rasmussen.

El canciller ruso, Serguei Lavrov, desmintió hoy toda implicación de Rusia en Ucrania y acusó a Estados Unidos de socavar los esfuerzos de paz respaldando a los "partidarios de la guerra". En el terreno había pocas señales de cambio. Se escucharon explosiones en los alrededores del puerto de Mariupol así como en el bastión separatista de Donetsk.

Además de su confrontación con Rusia, Obama busca el apoyo de los aliados ante la violencia del Estado Islámico (EI) en Irak, donde los yihadistas han decapitado en las últimas semanas a dos periodistas estadunidenses que tenían como rehenes, Stephen Sotloff y James Fowley, en represalia por los ataques aéreos de EU.

La violencia del EI también ha golpeado al Reino Unido, que se plantea sumarse a los ataques aéreos iniciados por EU después de los yihadistas advirtiesen que están dispuestos también a matar a un rehén británico en Irak. Obama y Cameron insistieron en la unidad para afrontar la violencia del EI tras el asesinato de los periodistas.

En un artículo conjunto publicado hoy en el diario The Times con motivo del comienzo de la cumbre de la OTAN en Gales, los dos políticos advirtieron de que las naciones democráticas no serán intimidadas ante la amenaza de los terroristas. "Si los terroristas piensan que quedaremos debilitados ante sus amenazas, estarán equivocados. Países como el Reino Unido y Estados Unidos no serán intimidados por asesinos", aseguran.

La OTAN está dispuesta por otro lado a estudiar "seriamente" todo pedido de ayuda de Irak en la lucha contra los extremistas ultraviolentos del Estado Islámico (EI), declaró Rasmussen. "La comunidad internacional en su conjunto tiene la obligación de frenar el avance" del EI, añadió. Esta noche los líderes de los países miembros de la OTAN discutirán qué respuesta dar a este grupo extremista responsable de múltiples asesinatos y atrocidades.

La policía iraquí anunció hoy que los yihadistas secuestraron a decenas de personas en un pueblo del norte. Al margen de la cumbre el presidente Barack Obama intentará crear una coalición contra el EI. Dos periodistas estadunidenses fueron decapitados por los extremistas y un ciudadano británico es rehén de la organización. Londres no excluye participar en ataques aéreos en Irak.

Obama buscará también en la cumbre el reclamo de que los aliados aumenten un porcentaje mayor de las contribuciones económicas a la Alianza, después de que muchos países hayan recortado sus presupuestos en materia de defensa. Con su asistencia a esta reunión, Obama concluye una gira europea que también le ha llevado a Estonia, donde denunció la agresión rusa y pidió a Moscú que respete la soberanía ucraniana.

Unos 9,500 agentes velan por la seguridad de los jefes de Estado o de Gobierno que asisten a esta cumbre bianual, la primera que se celebra en el Reino Unido en casi 25 años y con la que se celebran los 65 años de existencia del organismo de defensa.