Obama promulga ley de presupuesto que aumenta techo de la deuda

El presidente de EU firmó el texto que evita el riesgo de default, la suspensión de pagos, aumentanto el techo de la deuda hasta 2017: "no hay mejor regalo de Navidad para los estadunidenses", afirmó.
Obama ríe mientras camina desde el helicóptero Marine One al avión presidencial Air Force One en la Base Aérea de Andrews, en Maryland
Obama ríe mientras camina desde el helicóptero Marine One al avión presidencial Air Force One en la Base Aérea de Andrews, en Maryland (AFP)

Washington

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, promulgó hoy la ley que adoptó el viernes el Congreso para aumentar el techo de la deuda hasta 2017 y evitar así el riesgo de default.

Obama firmó el texto en el Despacho Oval antes de partir a Newark (Nueva Jersey), donde prevé anunciar nuevas medidas que buscan mejorar la reintegración de ex presos mediante becas para estudios y oportunidades de formación profesional.

El texto, fruto de un acuerdo entre la Casa Blanca y los jefes del Congreso, fue aprobado gracias a una coalición compuesta por demócratas y republicanos moderados, y pone fin a cinco años de un diálogo que parecía imposible entre Obama, que tiene derecho de veto, y los republicanos.

Sin esta ley, el Gobierno federal corría el riesgo de declararse en suspensión de pagos a partir de este martes. "No hay mejor regalo de Navidad para los estadunidenses porque esto ofrece una forma de estabilidad y favorecerá al crecimiento de la economía", dijo el presidente al firmar el texto.

"Tenemos un presupuesto que refleja nuestros valores, favorece al crecimiento, crea empleos y garantiza la seguridad de Estados Unidos", añadió, al tiempo que consideró que al eliminar las amenazas de un "shutdown" (parálisis del gobierno federal), el texto permite a los países proyectarse hacia el futuro.

Para Obama, la forma en que trabajaron los dirigentes demócratas y republicanos, a los que felicitó, para alcanzar este acuerdo muestra "cómo debería funcionar Washington". La ley aumenta ligeramente los presupuestos de los años fiscales de 2016 y 2017 en relación a los techos establecidos en 2011 y por otra parte incrementa el techo de la deuda hasta el 15 de marzo de 2017, es decir dos meses después de la investidura del sucesor de Obama.

La ley, que otorga financiación al Gobierno para los próximos dos años, recibió el visto bueno del Senado en una votación en la madrugada del pasado viernes, después de la aprobación en la Cámara de Representantes dos días antes.

El nuevo presupuesto fue aprobado con el respaldo de los demócratas, actualmente minoría en ambas Cámaras, y el rechazo de gran parte de los republicanos, que controlan el Congreso.

Junto con el aumento del techo de la deuda, la ley también contempla un incremento del gasto interno y militar de 80 mil millones de dólares, a la vez que establece recortes a largo plazo en programas sociales como el sanitario Medicare para los ancianos, las prestaciones por discapacidad y la seguridad social.

Según indicó hoy Obama, con esta ley el país está "libre del ciclo de amenazas" de cierre del Gobierno y de que se repita una situación como la que se vivió en octubre de 2013, cuando la Administración estuvo paralizada parcialmente durante varias semanas por la falta de un acuerdo presupuestario.

Asimismo, Obama volvió a pedir al Congreso que siga trabajando en la aprobación de leyes de gasto que "inviertan en las prioridades de Estados Unidos", por encima de "disposiciones ideológicas que no tienen cabida en el proceso presupuestario".