Obama promete intensificar la lucha contra el Estado Islámico en Siria

El presidente de EU aseguró en el Pentágono que la campaña contra los yihadistas tomará "tiempo", pero que los recientes avances frente al grupo demuestran que la milicia sunita puede ser derrotada.
Obama, durante su discurso tras reunirse con altos cargos militares sobre la campaña militar contra el Estado Islámico
Obama, durante su discurso tras reunirse con altos cargos militares sobre la campaña militar contra el Estado Islámico (AFP)

Washington

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, aseguró hoy que la coalición internacional liderada por su país intensificará la lucha contra el grupo Estado Islámico (EI) en Siria, y afirmó que la campaña contra los yihadistas tomará "tiempo".

"Intensificamos nuestros esfuerzos contra las bases del EI en Siria", dijo Obama en una declaración en el Pentágono. "Nuestros ataques aéreos seguirán apuntando a las instalaciones petroleras y de gas que financian muchas de sus operaciones. Apuntamos a la dirección y las infraestructuras del EI en Siria", añadió.

Obama, aseguró hoy que los reciente avances frente a los yihadistas del Estado Islámico (EI) demuestran que esa milicia suní puede ser derrotada. Obama, que visitó hoy el Pentágono para repasar la estrategia contra el EI, aseguró que esa organización yihadista es un grupo "oportunista" que puede ser derrotado, aunque ese objetivo "no será rápido" ni fácil y requerirá tiempo.

"Lo que también es claro es que no hay volumen de fuerzas militares que puedan acabar con el EI sin un esfuerzo político y económico con aliados", explicó Obama, quien consideró que los planes estadounidenses en su guerra contra los yihadistas suníes está funcionando.

Los cazas estadounidenses y de la coalición internacional liderada por Estados Unidos intensificaron este fin de semana los ataques aéreos contra el EI en la ciudad de Al Raqqa (Siria), la capital de facto de los yihadistas sunitas.

Solo el 4 de julio, 18 bombardeos acabaron con vehículos y puentes bajo el control del EI, pero se desconoce si consiguieron acabar con altos mandos yihadistas entre los más de una veintena de militantes muertos en los ataques, según datos del Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

El presidente de Estados Unidos subrayó que esta estrategia está dando frutos, pese a los "reveses" en Ramadi (Irak) y Palmira (Siria). "Llevará tiempo eliminarlos (a los yihadistas), y esa deberá ser la labor de fuerzas locales ayudadas desde el aire por la coalición (internacional contra el EI)", señaló Obama.