Obama presiona a Rusia para que no alteren pruebas de avionazo

El presidente de EU afirmó que Moscú debe impedir que los separatistas prorrusos "dejen de manipular las pruebas" y que el caos que impera en el lugar donde cayó el avión de Malaysian Airlines es ...
Los reyes de Holanda, Guillermo (i) y Máxima (c) y el primer ministro Mark Rutte (d), tras reunirse con familiares de las víctimas en Utrecht
Los reyes de Holanda, Guillermo (i) y Máxima (c) y el primer ministro Mark Rutte (d), tras reunirse con familiares de las víctimas en Utrecht (AFP)

Torez

El presidente de Estados Unidos Barack Obama aumentó hoy la presión de Occidente sobre Rusia acerca de la tragedia del avión malasio, insistiendo en que las fuerzas insurgentes que controlan el este de Ucrania deben cooperar con una investigación internacional sobre el derribo del aparato.

Rusia debe intervenir para que los separatistas prorrusos "dejen de manipular las pruebas" en el lugar donde cayó el avión de Malaysian Airlines, insistió Obama. Obama dijo que el caos que impera en el lugar de la catástrofe es un "insulto" a las familias de las víctimas.

El tren que transportaba los restos de 280 cuerpos de los pasajeros fue autorizado a abandonar el lunes por la tarde la estación de Torez, en la zona rebelde prorrusa del este de Ucrania, informó un testigo a la AFP. Estados Unidos ha alegado que el avión con 298 personas a bordo fue abatido por un misil SA-11 suministrado por Moscú a los rebeldes prorrusos.

El gobierno de Canadá anunció que adoptará nuevas sanciones contra intereses rusos en coordinación con Estados Unidos y los países europeos. Moscú de su lado desmintió que Rusia haya suministrado a los insurgentes prorrusos sistemas de misiles Buk, señalados como los causantes de la tragedia del vuelo MH17, como acusan Kiev y Washington.

Un general del Estado Mayor ruso afirmó que un caza ucraniano SU-25 se encontraba a una distancia de entre 3 y 5 kilómetros del avión de Malaysian Airlines poco antes de que éste cayera en el este de Ucrania. El presidente ucraniano, Petro Poroshenko, ordenó a sus tropas interrumpir sus operaciones en un radio de 40 kilómetros alrededor del lugar donde fue derribado el avión, para facilitar la tarea de los investigadores.

Ese radio excluye al bastión separatista de Donetsk (a 60 km del lugar de la tragedia), cuya estación ferroviaria fue hoy blanco de intensos disparos de artillería, con saldo de al menos tres muertos y un herido, según las autoridades municipales. Los bombardeos provocaron un incendio en un supermercado cercano a la estación e impactaron en un edificio de nueve pisos, precisa el reporte.

Los restos de los pasajeros del avión de Malaysian Airlines serán entregados a Holanda, anunció el primer ministro de Malasia Najib Razak. El dirigente malasio dijo que había recibido garantías del primer ministro de la autoproclamada República de Donetsk de que los restos de 282 pasajeros serán transportados por tren a la ciudad ucraniana de Jarkiv y entregados allí. También dijo que las cajas negras del MH17 serán entregadas a Malasia.

Najib dijo también que los investigadores tendrán "libre acceso" al sitio donde cayó el avión malasio, el pasado jueves. Los responsables ucranianos explicaron que los vagones refrigerados con aproximadamente 280 cadáveres a bordo se dirigen hacia la ciudad de Jarkov, controlada por el gobierno ucraniano, donde se encuentra un grupo de expertos internacionales.

El primer ministro holandés, Mark Rutte, declaró que el objetivo de su país era hacer salir los vagones hacia el territorio controlado por Kiev, preferentemente hacia la gran ciudad vecina de Jarkov. "Los separatistas dijeron que los observadores internacionales deben estar presentes cuando salga el tren. Los expertos holandeses son observadores internacionales, pueden desempeñar ese papel", dijo Rutte. De las 298 víctimas, 193 eran holandesas.

Ucrania es partidaria de que Holanda coordine la investigación y está dispuesta a enviar a Amsterdam los cuerpos para que sean sometidos a autopsias, declaró en Kiev el primer ministro ucraniano, Arseni Yatseniuk. "Hemos encontrado 272 cuerpos, 251 de ellos están ya en un tren frigorífico. (...) Estamos dispuestos a enviar todos los cuerpos a Ámsterdam" para que sean sometidos a una autopsia y a todos los peritajes independientes necesarios, añadió.

El "primer ministro" de la autoproclamada "República Popular de Donetsk" indicó por su parte que "hay 282 cuerpos en los vagones" y que los restos de 16 víctimas no se habían encontrado. En el ámbito diplomático, el presidente ruso, Vladimir Putin, blanco de múltiples críticas y advertencias por su presunto apoyo a los separatistas, aseguró que Rusia hará lo posible por favorecer una solución negociada del conflicto en Ucrania.

Según múltiples indicios reunidos por la autoridades ucranianas, algunos de ellos corroborados por expertos estadunidenses, el misil fue lanzado por los rebeldes que pensaban derribar un avión militar ucraniano.