Obama ofrece su convoy presidencial a la embarazada Chelsea Clinton

El presidente de Estados Unidos bromeó en un acto filantrópico auspiciado por el matrimonio Clinton con el futuro parto de su hija, previsto para los próximos días, y se rió de los automovilistas ...
La ex secretaria de Estado, Hillary Clinton (d), con su hija Chelsea (i), escuchan a Obama en la Clinton Global Initiative en Nueva York
La ex secretaria de Estado, Hillary Clinton (d), con su hija Chelsea (i), escuchan a Obama en la Clinton Global Initiative en Nueva York (AFP)

Nueva York

Barack Obama se despejó el martes sus tribulaciones sobre los yihadistas en Medio Oriente y halló tiempo para bromear: ofreció a Chelsea Clinton, hija única de Bill y Hillary, su convoy presidencial en caso de que necesite abrirse paso en Nueva York para dar a luz.

Después de abrir un nuevo frente contra el grupo Estado Islámico en Siria, el presidente estadunidense no mostró señales de tensión. Estaba de buen humor en un acto filantrópico auspiciado por el ex presidente demócrata Bill Clinton y su esposa Hillary, quien podría intentar suceder a Obama.

El líder estadunidense bromeó con las preocupaciones de los futuros abuelos primerizos y se rió de los automovilistas de Nueva York, que cada año sufren la pesadilla del tráfico provocado por la Asamblea General de las Naciones Unidas, ahora en curso.

"Acabo de comentarle al presidente Clinton que, si Chelsea comienza el trabajo de parto mientras estoy hablando, puede llevarse mi convoy presidencial para abrirse camino en el tráfico", dijo Obama, para hilaridad de los presentes en la reunión de la Clinton Global Initiative.

"De hecho (el tráfico) me está resultando muy ligero. No sé cuál es el problema. Todo el mundo habla de eso... Yo ni me di cuenta", subrayó el presidente. Cada vez que Obama llega a Nueva York, las calles son cerradas al tráfico por dos limusinas blindadas y una procesión de minibuses, vehículos del Servicio Secreto y equipos SWAT fuertemente armados.

Pero la vida de los automovilistas es aún peor esta semana, cuando legiones de caravanas de líderes de todo el mundo visitan la ciudad. Los Clinton no han comunicado la fecha prevista del alumbramiento, pero el ex presidente dijo recientemente al canal CNN que esperaba ser abuelo antes del 1 de octubre.

Chelsea trabaja en la Fundación Clinton, mientras Hillary, quien perdió la carrera por la nominación demócrata frente a Barack Obama en 2008 y luego fue su secretaria de Estado, debería anunciar a principios del año que viene si buscará la candidatura a la Casa Blanca.

La política de 66 años ha dicho en varias ocasiones que estaba esperando el nacimiento de su primer nieto para tomar esa decisión: "No sé lo que querré hacer cuando esta nueva persona llegue a nuestra familia".