Obama dará una rueda de prensa mañana sobre acuerdo con Irán

El presidente de Estados Unidos responderá a preguntas en la Casa Blanca sobre el acuerdo, duramente criticado por los legisladores republicanos, que podrían obstaculizar su aplicación.
El presidente de EU, Barack Obama, hace una declaración sobre el acuerdo con Irán, junto al vicepresidente, Joe Biden, hoy en la Casa Blanca
El presidente de EU, Barack Obama, hace una declaración sobre el acuerdo con Irán, junto al vicepresidente, Joe Biden, hoy en la Casa Blanca (AFP)

Washington

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ofrecerá el miércoles una rueda de prensa dedicada al acuerdo sobre el programa nuclear iraní, criticado por los legisladores republicanos, que podrían obstaculizar su aplicación.

Obama, quien previamente dijo que el acuerdo podía permitir iniciar una nueva era en los vínculos entre Washington y Teherán, responderá preguntas en la Casa Blanca, indicó hoy el portavoz Josh Earnest.

Irán y el grupo 5+1 (los países miembros del Consejo de Seguridad de la ONU -Estados Unidos, Rusia, China, Francia y Reino Unido- y Alemania) concluyeron hoy un acuerdo que prácticamente imposibilita a Teherán la construcción de una bomba atómica durante varios años, a cambio del levantamiento de las sanciones internacionales que ahogaban su economía.

Obama saludó el acuerdo desde esta mañana durante una declaración en la Casa Blanca, junto al vicepresidente Joe Biden. "Este acuerdo no está basado en la confianza, Está basado en verificaciones. Los inspectores podrán acceder las 24 horas del día a las instalaciones nucleares iraníes clave", afirmó.

Pero el presidente de la cámara baja estadunidense, el republicano John Boehner, criticó duramente esta decisión. "En lugar de detener la proliferación de armas nucleares en Oriente Medio, este acuerdo probablemente dispare la carrera por las armas nucleares en el mundo", dijo en un comunicado, agregando que los congresistas estadunidenses "examinarán cada detalle de este acuerdo minuciosamente".

El Congreso estadunidense, controlado por los republicanos, no tiene que aprobarlo pero puede bloquear su aplicación por Obama. Los adversarios de Obama tienen mayoría en las dos cámaras del Congreso, y muchos consideran que el presidente estadunidense, obsesionado por su lugar en la historia, ha "recompensado" a los ayatolás aceptando levantar el complejo sistema de sanciones estadounidenses sin obtener el desmantelamiento de la estructura nuclear iraní.

Si los congresistas concluyen que el acuerdo nuclear es malo, su objetivo será convencer a una parte de la minoría demócrata de votar con ellos en septiembre, tras las vacaciones parlamentarias de agosto, una resolución que prohíba a Obama levantar la más mínima sanción. Una mayoría de dos tercios sería necesaria entonces para levantar un eventual veto presidencial.

Este acuerdo fue criticado también por Israel. Netanyahu denunció inmediatamente un "error histórico", que permitirá a Irán financiar su "máquina de terror". "Israel no está vinculado a este acuerdo con Irán (...) Sabremos defendernos", dijo.