Obama se reúne con mandatarios africanos por avances contra el ébola

Obama elogió el "coraje" y la "determinación" de los países más afectados por la epidemia de ébola en África Occidental y pidió que la lucha contra el virus siga hasta que no haya más casos.
Barack Obama junto a los mandatarios de Liberia, Guinea y Sierra Leona.
Barack Obama junto a los mandatarios de Liberia, Guinea y Sierra Leona. (Reuters)

Washington

El presidente de EE.UU., Barack Obama, recibió hoy en la Casa Blanca a los mandatarios de Liberia, Guinea y Sierra Leona para evaluar los avances en la lucha contra el ébola y los desafíos aún pendientes.

Al comienzo de la reunión con la presidenta de Liberia, Ellen Johnson Sirleaf, y los mandatarios de Guinea, Alpha Condé, y Sierra Leona, Ernest Bai Koroma, Obama elogió ante los periodistas el "coraje" y la "determinación" demostrada por los tres países, los más afectados por la epidemia de ébola en África Occidental.

"La semana pasada hubo menos de 40 nuevos casos (de ébola), así que hemos visto un gran progreso", destacó Obama al recordar las recientes cifras facilitadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

De acuerdo con la OMS, la semana que concluyó el 5 de abril se registró la menor incidencia de casos de ébola desde la tercera semana de mayo de 2014, con solamente 30 infecciones.

"La comunidad internacional debe seguir plenamente comprometida" con la lucha contra el virus, "hasta que no haya casos de ébola en estos países", pidió Obama.

Los tres líderes africanos, que no hicieron declaraciones a los periodistas, se encuentran en Washington para participar en las reuniones conjuntas del Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM) de esta semana.

Obama sostuvo que una de las tareas pendientes es la reconstrucción de los sistemas sanitarios de Liberia, Guinea y Sierra Leona, con ayuda de organismos como el FMI y el BM, porque la epidemia de ébola ha sido también "una crisis económica" para esos países.

En febrero pasado, Obama ya se reunió en la Casa Blanca con la presidenta Johnson Sirleaf y se ha mantenido atento al desarrollo de los acontecimientos en los tres países más afectados por la epidemia.

A finales del año pasado, el presidente norteamericano ordenó el despliegue de 2.800 militares estadounidenses en la región para apoyar a las autoridades locales, y se estima que han formado a unos 1.500 profesionales de salud y gestionado la construcción de numerosas unidades de respuesta al ébola.

Ante el descenso en el número de casos de ébola, apenas cien de esos militares se quedarán en la región a partir del 30 de abril.

A pesar de que la incidencia del ébola en África Occidental está decayendo considerablemente y todos los indicadores confirman que la tendencia para acabar con la epidemia es la correcta, la OMS indicó la semana pasada que el brote es aún una emergencia sanitaria de alcance internacional.

En 15 meses, la epidemia de ébola en África Occidental ha infectado a 25.556 personas -confirmados, probables y sospechosos-, de las cuales 10.587 han muerto.