"Ni Obama juzgará a los torturadores ni cerrará Guantánamo"

Nancy Alexander, abogada de la soldado Chelsea Manning, que fue condenada a 35 años por filtrar información a WikiLeaks, no cree que el informe sobre las torturas de la CIA cause cambios ...
Nancy Hollander, abogada de la soldado Chelsea Manning, se muestra pesimista respecto a la política de derechos humanos de EU
Nancy Hollander, abogada de la soldado Chelsea Manning, se muestra pesimista respecto a la política de derechos humanos de EU (AP)

Madrid

"Ni Obama juzgará a los torturadores ni cerrará Guantánamo", afirma Nancy Hollander, la abogada de la ex soldado Chelsea Manning -condenada a 35 años por filtrar información a WikiLeaks- y de dos presos de Guantánamo, donde se produjeron la mayoría de las torturas de la CIA que han sido reveladas en un informe del Senado de EU.

En una entrevista con Efe, la abogada estadunidense no confía en que el informe produzca cambios relevantes en Estados Unidos mientras este país no reconozca que se ha equivocado de una forma clara y rotunda, tras las denuncias de torturas en los interrogatorios a presuntos terroristas en los años posteriores a los atentados del 11 de septiembre de 2001.

El presidente de EU, Barack Obama "siempre dice que hay que mirar hacia delante y no hacia atrás, por eso no creo que juzgue a los torturadores", lamenta Hollander, que tampoco cree que el informe del Senado sobre las torturas de la CIA sirva como excusa para el cierre definitivo de la prisión en la base naval de Guantánamo (Cuba), pese a ser una promesa presidencial desde 2008.

 "Ninguna de las dos cosas van a suceder, es muy difícil", precisa, si bien "podría poner fin a la impunidad de la CIA". No obstante, considera que el documento sí podría impulsar al movimiento para cerrar Guantánamo puesto que "habrá más presos en libertad", entre ellos, espera, los dos reclusos que España se comprometió a acoger y que todavía no han llegado a territorio español, donde ya se encuentran tres de los cinco prisioneros acordados con EU.

De hecho, Hollander se encuentra de visita en España no solo para recabar apoyo en favor del indulto de Manning, sino también para recordar a las autoridades españolas el compromiso adquirido por el anterior Ejecutivo socialista en la acogida de presos de Guantánamo.

Ante el riesgo de un incremento de la tensión en los países árabes o de una mayor hostilidad de las organizaciones terroristas hacia EU, la letrada tiene claro que el informe no aumentará el peligro de un ataque contra su nación, aunque prefiere tomar riesgos y ser transparentes para no justificar la tortura a escala mundial.

"EU no puede condenar el uso de la tortura en otros países si no lo reconoce en el suyo puesto que si se supone que es el líder del mundo libre debe dar un buen ejemplo de ello, sino hace lo contrario", señala Hollander, que advierte de un peligro mayor: "Otros países pensarán que si la tortura se puede hacer en EU, entonces también ellos estarán legitimados para usarla".

Por ello, la abogada de Manning -que fue condenada a 35 años de cárcel en julio de 2013 por filtrar material gubernamental clasificado al portal WikiLeaks- emplaza al Ejecutivo a dar un primer paso que no es otro que admitir "el mal que se ha causado hasta ahora".

"La CIA ha mentido y el informe incluye hasta una lista de mentiras, pero la Administración del presidente Barack Obama no ha admitido esas mentiras y me gustaría escuchar eso por su parte", explica Hollander, en alusión a que la Agencia Central de Inteligencia (CIA) llevó a cabo prácticas "más brutales" de lo que había admitido hasta ahora.

Con todo, la letrada -que también representa los presos de Guantánamo Ibrahim Al Nasir y Mohamedou Ould Slahi- valora el informe en clave social puesto que confía en que las revelaciones del documento hagan reflexionar al pueblo estadounidense.

"Estoy segura de que los ciudadanos americanos leerán el informe y se darán cuenta de las mentiras a las que son sometidos", aclara Hollander. "Es importante que se sepa la verdad, aunque solo sea una pequeña parte", concluye.