Obama indulta pena a independista puertorriqueño

López Rivera fue sentenciado a 55 años de cárcel en 1981 por su participación en diversos movimientos violentos en busca de la independencia de Puerto Rico; su condena expirará en mayo. 
López Rivera perteneció a las Fuerzas Armadas de la Liberación Nacional, las cuales se atribuyeron atentados en diversas ciudades de Estados Unidos
López Rivera perteneció a las Fuerzas Armadas de la Liberación Nacional, las cuales se atribuyeron atentados en diversas ciudades de Estados Unidos (Especial)

Estados Unidos

El presidente Barack Obama conmutó la pena del puertorriqueño Oscar López Rivera, quien lleva 35 años preso por sedición por su participación en el movimiento independentista.

TE RECOMENDAMOS: Obama conmutó a Manning, la informante de WikiLeaks

La Casa Blanca anunció el martes que la pena de López, de 74 años de edad, culminará el próximo 17 de mayo.

El congresista demócrata Luis Gutiérrez, quien había solicitado la liberación, dijo en un comunicado que la decisión "es un paso hacia la paz y la reconciliación".

Gutiérrez entregó 100,000 cartas a la Casa Blanca la semana pasada. En ellas solicitaba la liberación de López Rivera, junto con otros políticos puertorriqueños y el cantante René Pérez, de la agrupación Calle 13.

Quienes solicitaban la liberación de López Rivera lo consideran el preso político de más antigua data en el hemisferio occidental, y criticaron que de sus 35 años tras las rejas, 12 fueron en aislamiento total.

La orden de liberación se dio a conocer el martes junto a otras 208 conmutaciones de sentencias anunciadas por la Casa Blanca.

En 1981, López fue sentenciado a 55 años de cárcel por su participación en la búsqueda violenta de la independencia para Puerto Rico, que se convirtió en territorio estadunidense en 1898 y obtuvo autonomía política limitada cuando Estados Unidos aprobó su constitución en 1952.

López perteneció a las ultranacionalistas Fuerzas Armadas de Liberación Nacional, que se atribuyeron el estallido de al menos 100 explosivos durante las décadas de 1970 y 1980 en ciudades estadunidenses como Nueva York, Chicago y Washington.

Su abogada, Jan Susler, dijo a The Associated Press que le comunicó la noticia el martes y que él respondió asegurando estar muy agradecido.

JHS