Obama veta ley de gastos de defensa que evita cerrar Guantánamo

El presidente de EU vetó el texto acordado en el Congreso por 612 mil mdd, argumentando "artilugios" presupuestales, desperdicia dinero en programas no deseados y evita el cierre de la prisión ...
El presidente Barack Obama.
Barack Obama, durante su intervención hoy sobre la reforma de la justicia criminal en un campus en la Casa Blanca, en Washington (AFP)

Washington

El presidente estadunidense Barack Obama vetó hoy la ley de gastos de defensa por 612 mil millones de dólares, argumentando que la misma recurre a "artilugios" presupuestales, que desperdicia dinero en programas no deseados y que evita el cierre de la prisión de Guantánamo.

Haciendo un gesto poco frecuente de rechazar una ley, Obama dijo que el texto acordado en el Congreso dominado por la oposición republicana "desgraciadamente queda corto" en áreas clave. "Contiene cosas buenas", como una reforma de la jubilación de los militares y financiación para la ciber-seguridad, pero recurre a "artilugios" o a programas inútiles.

El presidente deploró especialmente las disposiciones que hacen imposible la transferencia de prisioneros de la cárcel de Guantánamo, en Cuba, a territorio estadunidense, lo que impediría de facto el cierre de esta controvertida prisión.

"Este texto obstaculiza específicamente las posibilidades de cerrar Guantánamo. Ahora bien, Guantánamo es uno de los argumentos principales de los que se sirven los yihadistas para reclutar, y va siendo hora de cerrarlo. Está obsoleta y nos cuesta caro", declaró Obama al vetar el texto.

La administración estadunidense está buscando un lugar en Estados Unidos para transferir a los detenidos de Guantánamo y cerrar el campo. La Unión de Defensa de las Libertades Civiles estadunidense (American Civil LIberties Union, ACLU) acogió favorablemente la decisión de Obama.

"El presidente ha tomado la buena decisión rechazando este texto, que habría restringido las posibilidades de transferir los prisioneros de Guantánamo, que están encarcelados sin inculpaciones ni juicio desde hace años", se alegró Anthony Romero, director ejecutivo de la ACLU.