A Obama le "entusiasmaría" poder visitar Cuba pronto: Casa Blanca

El portavoz presidencial, Josh Earnest, aseguró que el presidente de EU está interesado en visitar la isla antes de acabar su mandato en enero de 2017 mientras delegaciones de ambos países se ...
Representantes de los gobiernos de EU (i) y Cuba (d) hoy en la sede del Departamento de Estado, en Washington
Representantes de los gobiernos de EU (i) y Cuba (d) hoy en la sede del Departamento de Estado, en Washington (EFE)

Washington

Al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, le "entusiasmaría" la oportunidad de visitar Cuba antes de que concluya su mandato, en enero de 2017, según aseguró hoy el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest.

"Le entusiasmaría la oportunidad", dijo Earnest en su conferencia de prensa diaria en respuesta a la pregunta de una periodista cubana sobre si a Obama le gustaría visitar Cuba antes de abandonar el poder en Estados Unidos.

La Casa Blanca se ha mostrado cada vez más abierta a la posibilidad de una visita de Obama a Cuba, dado que apenas la semana pasada Earnest fue algo más cauto al indicar que el mandatario no prevé viajar a la isla "en el corto plazo", pero sí existe la posibilidad de que lo haga antes de enero de 2017.

En diciembre, un día después del histórico anuncio del acuerdo para restablecer las relaciones diplomáticas entre EU y Cuba, rotas desde hace más de medio siglo, Earnest dijo estar seguro de que Obama "no rechazaría" viajar a la isla, "si hay una oportunidad" para hacerlo.

Unos días después, en su última conferencia de prensa del año, Obama descartó que estuviera en sus planes visitar pronto la isla o recibir en la Casa Blanca a su par cubano, Raúl Castro.

"Soy un hombre bastante joven, así que imagino que en algún momento de mi vida tendré la oportunidad de visitar Cuba", comentó entonces el presidente en la sala de prensa de la Casa Blanca.

Se espera que, cuando los dos Gobiernos lleguen a un acuerdo para abrir misiones diplomáticas en las respectivas capitales, el secretario de Estado de EU, John Kerry, visite Cuba para estar presente en la apertura de la embajada estadunidense en La Habana.

Reunidos en Washington

De otra parte, representantes de los Gobiernos de EU y Cuba se encuentran hoy reunidos en Washington en la cuarta ronda de negociaciones para restablecer sus lazos diplomáticos, en el primer encuentro de alto nivel desde la reunión entre los presidentes Obama y Raúl Castro en la Cumbre de las Américas que acogió Panamá en abril pasado.

Diplomáticos de Estados Unidos y Cuba iniciaron hoy en Washington una nueva ronda de negociaciones para allanar temas pendientes y avanzar hacia el restablecimiento de sus relaciones diplomáticas y la eventual reapertura de embajadas.

El equipo cubano está encabezado por la diplomática Josefina Vidal, directora de la división de Estados Unidos en la cancillería, al tiempo que el equipo estadunidense tiene al frente a Roberta Jacobson, subsecretaria de Estado para el Hemisferio Occidental.

Desde el anuncio del 17 de diciembre sobre la decisión de los dos países de iniciar el proceso de restablecimiento de relaciones, Vidal y Jacobson han conducido todas las reuniones de alto nivel. En la apertura de la reunión, las dos delegaciones posaron para fotografías ante las mesas de trabajo pero no formularon declaraciones.

En este encuentro en el Departamento de Estado, Washington y La Habana buscan resolver temas pendientes de logística que permitan anunciar el restablecimiento de sus relaciones bilaterales, para sólo entonces proceder a la reapertura de las embajadas y, en el futuro, encarar el trabajoso proceso de normalizar esos lazos bilaterales.

"Aunque se han hecho progresos en nuestros esfuerzos para restablecer las relaciones diplomáticas, todavía no llegamos a ese punto. Aún hay asuntos pendientes que necesitan ser resueltos", dijo Jacobson el miércoles al hablar ante la comisión de relaciones exteriores del Senado. Esta reunión, dijo Jacobson ante los senadores, se concentra en "cerrar el resto del acuerdo para (tener) una embajada que opere en forma similar en que operamos en otros países".

Luego de las tres primeras reuniones de diálogo, realizadas alternadamente en La Habana y Washington, las delegaciones decidieron concentrarse en remover los obstáculos para poder anunciar de manera formal la retomada de las relaciones diplomáticas, paso que permitirá avanzar a otros objetivos.

En ese sentido, una alta fuente del Departamento de Estado dijo el martes que la lista de temas a tratar "se va haciendo más corta" a medida que las demandas de cada parte van siendo atendidas.

Ante los Senadores, Jacobson dijo que para Estados Unidos las preocupaciones centrales se concentran en garantizar la libertad de movimientos del personal en cada país, inviolabilidad de la llamada valija diplomática y posibilidad de que los ciudadanos cubanos tengan acceso irrestricto a la oficina estadunidense en La Habana.

Estos detalles están basados en la Convención de Viena sobre relaciones diplomáticas y se apoyan en el principio de la reciprocidad. En tanto, Cuba ha insistido en hallar una solución a la negativa de bancos estadounidenses o con operaciones en Estados Unidos en asumir la administración de las cuentas bancarias de la representación cubana, que por esa causa debió reducir sus tareas consulares a un mínimo.

El martes, la alta fuente diplomática estadunidense aseguró que la Sección de Intereses de Cuba en Washington (que eventualmente se convertirá en la Embajada de Cuba) había alcanzado un acuerdo con una entidad bancaria, removiendo así un enorme obstáculo en las negociaciones. Cuba aún no ha confirmado ese acuerdo que le garantizaría volver a disfrutar de servicios bancarios.

El otro gran obstáculo podrá ser eliminado a partir del 29 de mayo, cuando se vence el plazo para que el Congreso bloquee la decisión del presidente Barack Obama de retirar a Cuba de la polémica lista del Departamento de Estado sobre países que promueven el terrorismo.

Comisiones técnicas de los dos países también mantuvieron reuniones sectoriales sobre temas como política migratoria, contactos postales y aeronáutica civil, además de un primer encuentro en Washington sobre derechos humanos.