Obama bromea sobre elecciones al recibir a Justin Trudeau

El presidente de EU comentó con el premier canadiense el "éxodo de estadunidenses" que juran mudarse a su país según quien sea el inquilino de la Casa Blanca, y negó ser responsable del ascenso de ...
Obama hace una pausa durante su discurso esta noche en la cena en honor de Justin Trudeau (i), primer ministro de Canadá, en la Casa Blanca
Obama hace una pausa durante su discurso esta noche en la cena en honor de Justin Trudeau (i), primer ministro de Canadá, en la Casa Blanca (AFP)

Washington

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, recibió hoy en la Casa Blanca al primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, con quien compartió una conferencia de prensa en un ambiente distendido en la que bromearon sobre las elecciones.

"Cada vez que tenemos una elección presidencial, nuestros amigos del norte tienen que soportar un éxodo de estadunidenses que juran que se mudarán a Canadá si gana un tipo del otro partido", bromeó Obama, en referencia a los estadunidenses que aseguraron que se irían del país si gana Donald Trump.

"Pero por lo general suele salir bien", añadió el mandatario, que además dijo que también hubo quienes amenazaron con irse si él ganaba la reelección en 2012. La visita de Trudeau, un político liberal de una postura más cercana a los demócratas de Obama que a los republicanos, es la primera que hace de un jefe de Gobierno canadiense a Estados Unidos en casi dos décadas.

Trudeau fue diplomático al referirse a la contienda electoral de sus vecinos del sur. "Tengo una enorme confianza en el pueblo estadunidense y me alegrará trabajar con quien elija para ser enviado a la Casa Blanca este año", aseguró.

Ambos países sellaron hoy un acuerdo para recortar las emisiones de metano hasta 2025. Según lo acordado, las emisiones de ese hidrocarburo deberían reducirse entre el 40 y el 45 por ciento en los próximos diez años en el sector de gas y petróleo.

Según la agencia de protección medioambiental de Estados Unidos, el metano es responsable de aproximadamente un 10 por ciento de los gases de efecto invernadero generados por los seres humanos, el segundo detrás del dióxido de carbono.

Tras reunirse en la Casa Blanca, Obama y Trudeau también hicieron hincapié en la importancia de llevar adelante lo acordado en la cumbre del clima de diciembre en París. "Me complace especialmente poder decir que Estados Unidos y Canadá están completamente unidos en la lucha contra el cambio climático", sostuvo Obama.

Las conversaciones también se centraron en asuntos comerciales como la necesidad de aprobar el Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP, por sus siglas en inglés) y de flexibilizar el tránsito de bienes y personas por la frontera bilateral.

Las relaciones bilaterales estaban afectadas después de que el Gobierno estadunidense se declarara contrario al controvertido oleducto de Keystone, que, junto con otros ductos de la empresa TransCanada, iba a transportar hasta 830 mil barriles de petróleo de Canadá a través de Estados Unidos hasta la costa de Texas. Sin embargo, hoy el buen clima quedó plasmado en las bromas de Obama, que también se refirió a los efectos de ocupar altos cargos.

Si "está planeando conservar el cabello oscuro", le dijo a Trudeau en la conferencia de prensa, "tendrá que comenzar a teñirlo pronto. Llega un momento en el que es demasiado tarde. Lo pescarán", le recomendó Obama al primer ministro, que a sus 44 años ocupa la jefatura de Gobierno desde noviembre del año pasado.

Ascenso de Donald Trump

De otra parte, Obama negó ser el culpable del ascenso del aspirante presidencial republicano Donald Trump y del tono "ofensivo" de la campaña, al afirmar que las élites y medios conservadores han creado un ambiente en el que alguien como el magnate "puede prosperar".

"Los republicanos me han culpado de un montón de cosas, pero echarme la culpa por sus primarias y a quién están seleccionando para su partido es algo original", comentó Obama en la rueda de prensa en la Casa Blanca en compañía de Trudeau. "Lo que no voy a hacer es validar la noción de que el colapso republicano que está teniendo lugar es consecuencia de mis acciones", subrayó Obama.

La polarización política en EU se ha acentuado durante el mandato de Obama y algunos de los críticos del presidente afirman que eso ha contribuido al ascenso de Trump, que lidera en número de delegados y victorias el proceso de votaciones primarias de los republicanos para elegir a su candidato a la Casa Blanca.

Obama dijo que, como ya reconoció en enero en su último discurso sobre el Estado de la Unión, uno de sus mayores pesares es que la polarización política "se ha acelerado en lugar de disminuir a lo largo de los últimos siete años y medio".

Pero "es justo decir", a su juicio, que las élites y medios conservadores "han alimentado" entre sus bases la idea de que la colaboración o el compromiso con los demócratas "es de alguna manera una traición", así como la defensa de "posiciones absolutistas".

"Y así lo que estamos viendo dentro del Partido Republicano es, hasta cierto punto, que todos esos esfuerzos con el transcurso del tiempo han creado un ambiente en el que alguien como Donald Trump puede prosperar", argumentó Obama.

En varios de sus discursos públicos de los últimos meses, Obama ha criticado a Trump sin mencionarlo directamente, pero con dureza, por asuntos como sus posturas xenófobas hacia los mexicanos y los musulmanes. Dentro de la contienda demócrata por la Casa Blanca, el presidente todavía no ha desvelado si apoya a Hillary Clinton, que fue su secretaria de Estado, o al senador Bernie Sanders.