Pide Obama aumentar salario mínimo en 40%

El presidente dijo que Estados Unidos se dirige hacia una recuperación y que el 2014 puede ser un buen año para la economía.
El presidente de EU, Barack Obama durante su discurso del Estado de la Unión.
El presidente de EU, Barack Obama durante su discurso del Estado de la Unión. (AFP)

Washington

Estados Unidos ha logrado salir adelante luego de haber sufrido la recesión económica y se dirige hacia una recuperación, aseguró el presidente, Barack Obama, en su discurso del Estado de la Unión en el que pidió al Congreso aumentar el salario mínimo en casi 40 por ciento.

"Por eso creo que éste puede ser un muy buen año para Estados Unidos", dijo Obama en el Capitolio de Washington, sede del Congreso.

"Tras cinco años de grandes esfuerzos, Estados Unidos está mejor posicionado para el siglo XXI que cualquier otro país en la Tierra", aseveró el mandatario ante los legisladores.

Obama instó además al Congreso a aumentar el salario mínimo federal, al hacer un llamado a los legisladores a revertir la desigualdad de sueldos en el país.

"Denle un aumento a Estados Unidos", dijo Obama en su discurso, en el que pidió apoyo a un proyecto de ley que aumenta el salario base en casi 40 por ciento en las empresas que trabajan con el Estado.

Entre aplausos, Obama resumió los logros recientes de su gobierno en reducir el desempleo a los niveles más bajos en cinco años, aumentar la producción energética, al tiempo de hacer que Estados Unidos retomara la cima mundial como destino de inversiones.

Pero seguidamente, el mandatario tocó la situación que ha marcado su mandato desde 2011: la oposición de la mayoría republicana de la Cámara de Representantes a gran parte de sus reformas, sobre todo las fiscales.

"La pregunta para todos en esta cámara que rondará por cada decisión que hagamos este año, es si vamos a ayudar o dificultar este progreso", señaló.

El mandatario elogió el acuerdo bipartidista logrado a fines de 2013 sobre el presupuesto, luego que los diferentes puntos de vista de ambos partidos sobre los ingresos y los gastos provocaron en octubre una paralización del gobierno federal durante dos semanas.

"En los próximos meses, vamos a ver en donde más podemos hacer avances juntos. Hagamos de éste un año de acción", afirmó Obama, que inicia el segundo año de su segundo y último mandato.