Obama, "deportador en jefe", acusa influyente líder hispana

Janet Murguía, presidenta del Consejo Nacional de La Raza, culpó al presidente de Estados Unidos por el número récord de inmigrantes expulsados del país durante su mandato.

Washington

La presidenta del Consejo Nacional de La Raza e influyente líder hispana de Estados Unidos, Janet Murguía, acusó hoy al presidente, el demócrata Barack Obama, de ser "deportador en jefe" por el número récord de inmigrantes expulsados del país durante su mandato. "Nosotros le consideramos -a Obama- el presidente de la deportación, o el deportador en jefe", sentenció Murguía en uno de los días más importantes para su asociación: la entrega de sus premios anuales "Capital".

En esta ocasión, la ceremonia quedó marcada por las duras críticas de Murguía a la política de deportaciones de Obama, el presidente que más personas indocumentadas ha expulsado de EU, con una cifra récord que pronto superará los dos millones. "Estamos en desacuerdo, respetuosamente, con el presidente en que no está en su mano poner fin a las deportaciones innecesarias", dijo Murguía, en alusión al argumento aducido por la Casa Blanca ante las críticas de los grupos latinos, el de que el presidente tiene las manos atadas por el Congreso a la hora de cambiar la política de deportaciones.

Las asociaciones hispanas en EU, incluida La Raza, avisan desde hace tiempo a Obama que su paciencia para ver un cambio en la política de deportaciones se agota, pero el de Murguía de hoy ha sido uno de los discursos más críticos hasta la fecha con el presidente. Según los datos de esa organización, uno de cada cuatro deportados es el padre o la madre de un niño que es ciudadano estadunidense, es decir, que los progenitores entraron de manera ilegal en el país pero sus hijos nacieron en Estados Unidos.

Grupos y activistas latinos tienen previstas grandes protestas para el 5 de abril con el objetivo de lanzar una nueva llamada de atención al Gobierno y a los legisladores sobre uno de los asuntos que más preocupa a la comunidad hispana del país, las deportaciones. La Raza, una de las asociaciones hispanas más influyentes del país, reconoció hoy en la edición número 27 de sus premios "Capital" la labor de ocho senadores republicanos y demócratas en el avance de la futura reforma migratoria, a pesar de criticar la inacción del Congreso para materializarla.

Asimismo, premió a los activistas de "Fast for families" por su tesón en la defensa de la reforma migratoria, un esfuerzo que mostraron hoy una vez más en la gala, a la que acudieron con camisetas reivindicativas. "Él -Obama- puede poner fin a la separación de las familias. Al abocar a las comunidades y a los empresarios al caos. A hacer la vista gorda al daño que se está causando. Él tiene poder para parar esto. No actuar será un legado vergonzoso para su presidencia", expresó la líder hispana.

En su alocución, Murguía cargó tintas también contra los miembros del Congreso e instó a todos los líderes políticos, en la Casa Blanca y en el Capitolio, a "poner fin a los juegos políticos". "Esto no es 'House of Cards'", dijo en referencia a la serie de intrigas políticas más famosa del momento en Estados Unidos y que narra las estratagemas políticas en el Capitolio, la Casa Blanca y otros centros de poder de la capital. Sólo tres de los ocho senadores galardonados por La Raza acudieron hoy a la ceremonia: Robert Menéndez, demócrata por Nueva Jersey, Dick Durbin, republicano por Illinois, y Charles Shummer, demócrata por Nueva York.

Al grupo de senadores reconocidos hoy por esta asociación latina se le conoce como el "Grupo de los Ocho" y reúne a los cuatro senadores demócratas y cuatro republicanos que impulsaron la reforma migratoria en la Cámara Alta. Dentro de ese grupo están, además de los tres legisladores presentes este martes en la gala, Jeff Flake (republicano por Arizona) Lindsey Graham (republicano por Carolina del Sur) John McCain (republicano por Arizona), Marco Rubio (republicano por Florida) Robert Menéndez (demócrata por Nueva Jersey) y Michael Bennet (demócrata por Colorado).

En su discurso tras recoger el premio, el senador Menéndez se pronunció a favor de poner fin a las deportaciones "que separan a las familias" y pidió una vez más que el Congreso apruebe la reforma migratoria. Este grupo de senadores recibió otro reconocimiento recientemente, el de la Asociación Nacional de Funcionarios Electos y Designados (NALEO), otra de las mayores organizaciones hispanas del país. La gala de entrega de los premios "Capital" de La Raza tuvo lugar hoy en el National Building Museum de Washington y acogió a unas 500 personas, que fueron recibidas con el animado son de la música brasileña.