Obama defiende reforma sanitaria a pesar de fallas

El presidente de EU destacó que miles de personas se han inscrito en el nuevo sistema sanitario aunque admitió que hay problemas técnicos en la página web.
Obama, durante la rueda de prensa en la Casa Blanca
Obama, durante la rueda de prensa en la Casa Blanca (AFP)

Washington DC -Baltimore

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, admitió hoy que se están produciendo problemas técnicos en la puesta en marcha de los nuevos mercados de seguros médicos, pero subrayó que la reforma sanitaria "es mucho más" que la página web que está registrando los fallos.

Tras afirmar, a propósito de la reforma conocida como "Obamacare", que "el producto era bueno", el mandatario aseguró que su gobierno hacía "todo lo posible por mejorar el funcionamiento" del sitio en internet www.healthcare.gov, que ha sufrido permanentemente problemas técnicos desde su lanzamiento hace tres semanas.

El programa, lanzado oficialmente el 1 de octubre, tiene como objetivo facilitar el acceso a la atención médica a millones de estadunidenses, que a menudo no pueden acceder a otras opciones de atención médica.

La web www.healthcare.gov "no está funcionando tan bien como se supone que debería hacerlo", reconoció Obama en un acto en la Rosaleda de la Casa Blanca. Ese sitio web "está yendo demasiado lento, la gente se queda bloqueada (cuando intenta inscribirse)... No hay excusa para estos problemas", declaró Obama al anotar que nadie está más "frustrado" que él con esta situación.

Pese a esos problemas, que están siendo usados por los republicanos para renovar sus ataques contra la reforma sanitaria, Obama dijo que "miles de personas" se han inscrito en los nuevos mercados de seguros médicos, abiertos desde el 1 de octubre.

Según Obama, desde entonces "más de medio millón de consumidores en todo el país han podido hacer sus solicitudes" para inscribirse en uno de esos seguros. Se calcula que casi 48 millones de personas podrán acceder a esos seguros a precios asequibles o beneficiarse de subsidios federales.

El objetivo es que el mayor número de personas posible tenga una cobertura sanitaria garantizada para el 1 de enero de 2014, cuando debe entrar en vigor la obligatoriedad del seguro médico, la cláusula fundamental de la reforma sanitaria promulgada en 2010 y considerada uno de los mayores logros del mandato de Obama.

El presidente insistió en que su Gobierno está "haciendo todo lo posible" para mejorar la web www.healthcare.gov y que funcione "más rápido y mejor", con la ayuda de expertos y técnicos del sector privado.

No obstante, Obama recordó que, aunque la web es la forma "más fácil" de inscribirse en los nuevos mercados, hay otros modos de hacerlo, a través de una línea telefónica que funciona las 24 horas del día en 150 idiomas o en persona en centros de salud u organizaciones locales.

La "esencia" de la reforma "está funcionando bien", subrayó Obama al mencionar, entre otros beneficios, la gratuidad de controles preventivos para las mujeres o la posibilidad de que los jóvenes permanezcan en el seguro de sus padres hasta los 26 años.

El discurso de Obama en la Rosaleda de la Casa Blanca fue presentado por Janice Baker, la primera persona que se inscribió en los nuevos mercados de seguros en el estado de Delaware.

El lanzamiento del Obamacare siguió adelante a pesar del cierre parcial del gobierno de Estados Unidos. El presidente prometió que seis de cada diez personas podrían encontrar un seguro de salud allí por menos de 100 dólares al mes.