Plan de Obama dará estatus legal a 5 millones de personas

El programa brinda a migrantes indocumentados con hijos con nacionalidad estadunidense o con permiso de residencia la posibilidad de legalizarse.
La Casa Blanca esta noche, mientras Estados Unidos espera el mensaje de Obama sobre medidas migratorias
La Casa Blanca esta noche, mientras Estados Unidos espera el mensaje de Obama sobre medidas migratorias (AFP)

Washington

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, prevé anunciar hoy un paquete de medidas que permitirán regularizar la situación de unos cinco millones de inmigrantes indocumentados, informó la Casa Blanca.

El histórico conjunto de medidas representa un alivio en el corto plazo para casi la mitad del enorme contingente estimado en 11.2 millones de inmigrantes no autorizados que residen en Estados Unidos.

Obama se decidió por la firma de los decretos ante la incapacidad de la cámara baja del Congreso, la Cámara de Representantes, de discutir y votar un proyecto de reforma migratoria que fue aprobado por el Senado en 2013.

La parte más importante del programa a ser presentado por Obama es la que brinda a indocumentados que tengan hijos con nacionalidad estadounidense o con permiso de residencia la posibilidad de legalizarse, a fin de obtener un permiso de trabajo temporal y evitar la deportación.

Unos cuatro millones de inmigrantes indocumentados podrían regularizar su situación sólo con esta medida, según la Casa Blanca. Obama también anunciará la flexibilización de los criterios para el programa Acción Diferida para Llegados en la Niñez (DACA, en inglés), originalmente adoptado en 2012, para aumentar la cantidad de beneficiarios.

Originalmente, el DACA ofrecía una vía de regularización a jóvenes nacidos después de 1981 y que hubieran llegado a Estados Unidos antes de junio de 2007 con 16 años de edad o menos. De acuerdo con la Casa Blanca, el nuevo paquete remueve el tope de edad para solicitar el beneficio, y mueve la fecha máxima de ingreso al país de junio de 2007 a enero de 2010.

Airada reacción

Representantes del opositor Partido Republicano reaccionaron hoy casi de inmediato a las informaciones de la Casa Blanca, alegando la "ilegalidad" de las iniciativas de Obama. "No es así cómo funciona nuestra democracia", dijo el presidente de la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner. "El presidente ya ha dicho que no es un rey ni un emperador, pero se comporta como tal", añadió.

A su vez, el senador Republicano Lindsey Graham adelantó: "Trataré de bloquear todas esas medidas. Las cuestionaremos en la justicia". En tanto, el ultraconservador senador Republicano Ron Paul, llamó a esa cámara del Congreso a adoptar una resolución que repudie el proyecto presidencial como ilegal, que abriría las puertas a un cuestionamiento judicial de las medidas.

Promesa cumplida

La adopción de una completa reforma de todo el sistema migratorio era una promesa central en la campaña de Obama para su reelección, en 2012. La propuesta motivó entonces una movilización pocas veces vista de la comunidad hispana en Estados Unidos, que resultó fundamental para que Obama consiguiera un segundo mandato presidencial.

Pero el camino legislativo no arrojó ningún resultado, como todas las intentos similares en el país desde 1986, cuando el entonces presidente republicano Ronald Reagan impulsó la última gran oleada de regularización de inmigrantes no autorizados.

Obama había anunciado a inicios de este año su determinación de usar sus atributos como presidente del Ejecutivo para firmar decretos en caso de que la Cámara de Representantes no procediera a discutir y votar una ley al respecto.

En un primer tiempo postergó esa decisión para fines del verano boreal y luego resolvió dejar la firma para después de las elecciones legislativas, que se realizaron el pasado 4 de noviembre.

Con la sólida victoria del opositor Partido Republicano, Obama se convenció de que el Congreso no actuaría y determinó la preparación de los decretos, ante la furia de los líderes republicanos.

"Todo el mundo está de acuerdo en que nuestro sistema migratorio ha fallado, lamentablemente Washington permitió que el problema se prolongara durante demasiado tiempo", señaló Obama en un discurso distribuido por la Casa Blanca en la red social Facebook.

Sorpresivamente, varias de las principales cadenas estadunidenses de televisión (ABC, NBC y CBS) coincidieron en no transmitir en vivo el discurso de Obama, previsto para las 01:00 hora GMT.

Sin embargo, las cadenas en español Telemundo y Univision, que compiten por la población latina de alrededor de 50 millones de personas, la primera minoría del país, confirmaron la transmisión.