Obama nombra a Julián Castro nuevo secretario de Vivienda

De ser confirmado por el Senado, el popular alcalde hispano de San Antonio, de 39 años, definido por el presidente como un "líder" en el área que ahora aspira a dirigir a nivel nacional, ...
Julián Castro (i) sonríe después de ser nombrado en su cargo por Obama (c), junto a su predecesor, Shaun Donovan (d)
Julián Castro (i) sonríe después de ser nombrado en su cargo por Obama (c), junto a su predecesor, Shaun Donovan (d) (EFE)

Washington

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, nombró hoy al alcalde hispano de San Antonio (Texas), JuliánCastro, como su nuevo secretario de Vivienda y Desarrollo Urbanístico.

De ser confirmado por el Senado, Castro, de 39 años, sustituirá al frente del Departamento de Vivienda a Shaun Donovan, quien a su vez fue designado hoy por Obama como nuevo director de la oficina de presupuesto. Ese cargo estaba ocupado hasta ahora por Sylvia Burwell, a quien el mandatario seleccionó el mes pasado como próxima secretaria de Salud.

En una comparecencia en la Casa Blanca acompañado de Castro y Donovan, así como por el vicepresidente Joe Biden, Obama afirmó que, con su trabajo en materia de urbanismo en San Antonio, el joven alcalde es un "líder" en el área que ahora aspira a dirigir a nivel nacional.

"Como alcalde, Julián se ha concentrado en revitalizar una de nuestras ciudades más maravillosas (...) convirtiéndose en un líder en vivienda y desarollo económico", sostuvo el mandatario.

Julián Castro "ha revitalizado una de las ciudades más importantes del país. (...) Y nunca se ha olvidado de dónde viene", dijo Obama al relatar los orígenes humildes del alcalde texano, para agregar en español: "Julián ha vivido el sueño americano".

Obama aludió al discurso que dio el joven alcalde durante la Convención Demócrata de 2012, el cual hizo recordar a muchos el que el propio presidente había ofrecido ocho años atrás, valiéndole a Castro el apodo del "Obama hispano".

"La primera vez que la mayoría de los estadunidenses escucharon a este hombre hablar fue cuando dio un discurso en la Convención Nacional Demócrata, hace casi dos años. Y vieron a este joven, bastante buen orador, y con buena planta (risas) hablar de cómo Estados Unidos es el único lugar donde su historia podía ser posible. Lo miré, y pensé: No está mal", bromeó el presidente.

El mandatario subrayó los logros del alcalde de origen mexicano en el progreso urbano de San Antonio y subrayó la "gran preocupación" que el joven político tiene "por su gente". "Lo dice todo el hecho de que Julián se preocupa profundamente por el pueblo al que sirve y la ciudad que ama. Y también hay que recordar que nunca se ha olvidado de dónde viene. Ya saben, la abuela de Julián llegó a este país desde México", apuntó Obama.

"Trabajó como empleada doméstica, trabajó como cocinera, trabajó como niñera, lo que tuviera que hacer para mantener un techo sobre la cabeza de su familia. Y eso fue porque, para ella y para las generaciones de estadunidenses como ella, una casa es algo más que una casa", agregó el presidente en referencia al puesto que ocupará Castro.

En su discurso de aceptación, el joven de 39 años no quiso olvidar tampoco sus orígenes y reiteró que trabajará, como hasta ahora lo ha hecho, para que Estados Unidos siga siendo "una tierra de oportunidades" y "para conseguir que otros puedan cumplir sus sueños".

Observadores coinciden en señalar que el anuncio -que se esperaba desde hace días- constituye un empujón definitivo a la ya de por sí meteórica carrera del joven demócrata, de 39 años, en quien muchos ven ya una posible candidatura a la vicepresidencia como compañero de fórmula de Hillary Clinton de cara a las elecciones presidenciales de 2016.

Más allá de especulaciones, la nominación supone otro guiño directo al influyente electorado latino, puesto que, de ser confirmado por el Senado, además de ser el miembro más joven del gabinete, Castro se convertirá en el tercer hispano en el gabinete de Obama, después del secretario de Trabajo, Thomas Pérez, y de la directora de la Administración de la Pequeña Empresa, María Contreras-Sweet, de origen mexicano, como JuliánCastro.

Mientras, no todo fueron elogios hoy para Julián Castro. El Partido Republicano cuestionó la gestión del alcalde de San Antonio y denunció que la ciudad ha "malgastado fondos" durante su mandato. El presidente del Partido Republicano, Reince Priebus, consideró poco recomendable para la futura carrera política del joven alcalde entrar a formar parte de un Gobierno "plagado de escándalos", indicó en un comunicado.

Priebus hizo así referencia a las especulaciones sobre el hecho de que este salto a la política nacional pueda ser una vía para que Castro, figura en ascenso dentro del Partido Demócrata, sea considerado uno de los candidatos a la Vicepresidencia en las elecciones de 2016. "Sin embargo, el movimiento es apropiado, ya que bajo su mandato como alcalde de San Antonio, la ciudad ha malgastado fondos" del Departamento de Vivienda, algo que "coincide con la trayectoria de mala gestión del Gobierno" del presidente Barack Obama, agregó.

La ciudad de San Antonio recibió 8.6 millones de dólares de dicha secretaría en 2008 como parte de un programa nacional para mejorar vecindarios depauperados y, según una auditoría de dicha institución, la alcaldía otorgó 2.5 millones de dólares para contratos de renovación sin el proceso adecuado. El documento también menciona el mal uso de 1.1 millones de dólares en la adquisición y reparación de algunas de las propiedades mejoradas porque no recayeron en personas de bajos recursos, como requiere el Departamento de Vivienda.

Por tratarse de un cargo del gabinete, el nombramiento tiene que ser aprobado por el Senado, y el alcalde será escrutado durante el proceso de confirmación, así como su gestión. "El informe podría ser una mancha en el historial del alcalde", apuntó el diario Politico, especializado en información política, al hacerse eco de la noticia.