Obama nombrará a Jeh Johnson como próximo secretario de Seguridad Nacional

Máximo responsable de los asuntos jurídicos del Pentágono durante el primer mandato de Obama, sustituirá a Janet Napolitano en medio de las discusiones sobre la aprobación de la reforma migratoria ...
Jeh Johnson, en una fotografía de archivo del 26 de junio de 2012
Jeh Johnson, en una fotografía de archivo del 26 de junio de 2012 (EFE)

Washington DC -Baltimore

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, nombrará a Jeh Johnson para ser candidato a sustituir a Janet Napolitano al frente del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) este viernes, informaron hoy fuentes de la Casa Blanca.

Johnson, el máximo responsable de los asuntos jurídicos del Pentágono durante el primer mandato de Obama, sustituirá a Napolitano en medio de las discusiones sobre la aprobación de la reforma migratoria en caso de que logre el consentimiento del Senado.

"Es uno de los líderes nacionales de seguridad más altamente cualificados y respetados después de haber servido como experto jurídico de la mayor agencia del Gobierno en el mundo", indicaron las mismas fuentes. "El presidente ha escogido a Johnson porque es uno de los líderes más altamente cualificados y respetados en materia de seguridad nacional", añadieron.

Johnson será, de ser confirmado, el cuarto secretario de Seguridad Nacional del país, desde que se fundara en noviembre de 2002, junto a la propia Napolitano, Tom Ridge y Michael Chertoff. La Casa Blanca ha sido fuertemente criticada por no sustituir con más rapidez a la cabeza del DHS, cargo que de manera interina ha sido ocupado por Rand Beers desde hace seis semanas.

Obama hará el anunció a las 14:00 hora local de este viernes, hora local (18:00 hora GMT). Napolitano, de 55 años y ex gobernadora de Arizona, asumió a principios de este mes su nuevo cargo como presidenta de la Universidad de California después de renunciar al cargo el pasado julio.

Precisamente hoy, Obama llamó a los legisladores a que adopten una reforma migratoria integral antes de que finalice el año, tras solucionar la crisis fiscal que ha mantenido paralizadas las actividades federales durante 16 días y casi provoca la suspensión de pagos.

El Senado aprobó su propuesta para la reforma migratoria el pasado junio, apoyada por Napolitano, pero desde entonces la Cámara de Representantes no ha logrado alcanzar un acuerdo bipartidista sobre el contenido de su texto.