Obama sugiere que Escocia debe permanecer dentro de Gran Bretaña

El presidente de EU se mostró partidario de la unidad de Gran Bretaña ante el referéndum soberanista escocés de septiembre y de la permanencia del país en la Unión Europea, mientras el líder ...
David Cameron (I) y Barack Obama (d), tras su rueda de prensa en Bruselas
David Cameron (I) y Barack Obama (d), tras su rueda de prensa en Bruselas (AFP)

Bruselas

El presidente estadunidense, Barack Obama, sugirió este jueves que Escocia debería permanecer dentro de Gran Bretaña y que ésta permanezca dentro de la Unión Europea (UE). "La decisión recae en los escoceses", añadió Obama al comentar en Bruselas en una conferencia de prensa conjunta con el primer ministro británico, David Cameron, el delicado referendo independentista que debe celebrar Escocia el 18 de septiembre.

"El Reino Unido fue un extraordinario socio para nosotros. Desde afuera parece que las cosas funcionaron bastante bien", dijo Obama. "Por supuesto es de nuestro interés que uno de nuestros aliados más cercanos seguirá siendo un socio fuerte, robusto, unido", añadió. Obama también se refirió al referendo sobre la permanencia de Gran Bretaña en la UE, que Cameron prometió para 2017.

"Es siempre alentador para nosotros saber que Gran Bretaña tiene un lugar en la mesa del proyecto europeo y es difícil imaginar que el proyecto avance bien sin Gran Bretaña", estimó. "También es difícil imaginarse que sería ventajoso para Gran Bretaña quedar excluida de las decisiones políticas que tienen un enorme impacto en la vida económica y política", sostuvo.

El líder del gobierno regional escocés, el independentista Alex Salmond, respondió que si Escocia se independiza "Estados Unidos tendrá aquí dos grandes amigos y aliados, en vez de uno". Salmond restó valor a las declaraciones recordando que, "como el presidente Obama observa, la decisión sobre el futuro de Escocia corresponde al pueblo de Escocia".

"Somos muy afortunados como nación por tener la oportunidad de conseguir nuestra independencia de un modo tan democrático (...) y no mediante el conflicto, como fue el caso de muchas naciones, incluyendo Estados Unidos", aseguró.

"Estamos centrados en asegurar un voto por la independencia este septiembre y en convertir a Escocia en una tierra de oportunidades, y nuestro mensaje para la gente de Escocia durante la campaña de los próximos meses es 'Sí, podemos", agregó Salmond, tomando prestada la famosa frase acuñada por Obama durante su campaña electoral.

La campaña oficial comenzó en Escocia de cara al referendo de septiembre. Más de 4 millones de personas se han registrado para votar. Los independentistas escoceses nunca superaron en las encuestas a los partidarios de permanecer en el Reino Unido y en las últimas semanas las diferencias se han agrandado. La ventaja va de los 7 puntos porcentuales a los 25, según se tome en cuenta un sondeo u otro de los elaborados más recientemente por seis institutos de opinión.

La batalla por los indecisos -del 11% al 29% del electorado, según los citados sondeos- será clave.