Obama recibirá mañana al Dalai Lama a pesar de la oposición china

Pekín pidió hoy a Washington que el mandatario no reciba al líder tibetano en la Casa Blanca, en lo que sería su segunda visita.
El Dalai Lama saluda a su salida del American Enterprise Institute (AEI), hoy en Washington
El Dalai Lama saluda a su salida del American Enterprise Institute (AEI), hoy en Washington (AFP)

Pekín

El presidente estadunidense, Barack Obama, recibirá el viernes al Dalai Lama en la Casa Blanca a pesar del previsible enfado del gobierno chino que había reaccionado con indignación ante similar encuentro en el 2011. Pekín exhortó este viernes a Obama a anular el encuentro. "China se opone firmemente" a esta entrevista, indicó en un comunicado el Ministerio chino de Asuntos Exteriores. "Exhortamos a Estados Unidos a tener en cuenta seriamente la inquietud de China y anular de inmediato el encuentro previsto".

"El presidente va a mantener una reunión con el Dalai Lama en tanto que líder religioso y cultural respetado internacionalmente", declaró la portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Caitlin Hayden. El encuentro estará cerrado a la prensa, lo que se interpreta como una muestra de que se trata de un tema diplomático sensible.

De todos modos, Hayden señaló que si bien Estados Unidos respalda al Dalai Lama, reconoce a su vez que el Tíbet "forma parte de la República Popular de China". "No respaldamos la independencia del Tíbet", añadió la portavoz, quién precisó que Obama reanudará su llamamiento a un diálogo entre Pekín y el Premio Nobel de la Paz.

China se opone de manera rotunda a que los dirigentes extranjeros se reúnan con el Dalai Lama, a quien acusan de ser el organizador de los esfuerzos violentos para tratar de obtener la independencia del Tíbet.

El encuentro de mañana, cerrado a la prensa, tendrá lugar en el marco de la visita del líder tibetano a Estados Unidos, país al que viaja con frecuencia y donde en esta ocasión pasará tres semanas que le llevarán a otros lugares de la nación, como California y Minesota. La Casa Blanca informó hoy del encuentro con unas breves líneas dentro de la agenda del presidente para la siguiente jornada que envía cada día a los medios de comunicación, sin ofrecer más detalles sobre la reunión o los temas que se abordarán.

El Dalái Lama ya visitó la mansión presidencial bajo el mandato de Obama en junio de 2011, cuando le ofreció su apoyo y dijo haber ido a "mostrarle el rostro de un viejo amigo" en los difíciles momentos que vivía entonces Estados Unidos, inmerso en una crisis política en torno a la deuda y la reducción del déficit. Por su parte, Obama aprovechó esa reunión para transmitirle su "preocupación sincera" por los derechos humanos y la supervivencia cultural del pueblo tibetano.

El Dalái Lama, quien renunció en marzo de 2010 al poder político en Tíbet, subrayó en 2011 el carácter religioso de su visita a Estados Unidos, pero no por ello dejo de opinar sobre los temas de actualidad política de ese momento en el país. El monje, de 79 años, profundamente convencido de que algún día volverá a ver el Tíbet que abandonó en 1959, aprovechó su estancia en EU hace tres años para decir que cree que China "tomará nota finalmente" del deseo de apertura que él asegura ver en el pueblo del gigante asiático.