Obama, Cameron y Thorning, la historia detrás del “selfie”

El fotógrafo de la agencia de noticias AFP,  Roberto Schmidt, escribió en su blog su experiencia y opinión respecto a la imagen que dio vuelta al mundo, el “selfie” de tres líderes mundiales. 

Ciudad de México

El “selfie” de tres líderes mundiales se propagó rapidamente por las redes sociales y los sitios web del mundo, acaparando los titulares por encima de un evento histórico... la despedida de Nelson Mandela. 

Obama, Cameron y Thorning  “se comportaron como niños juguetones en lugar de mostrar la seriedad y la tristeza que uno podría esperar”, detalló el fotógrafo Roberto Schmidt.

Roberto explicó que para un fotógrafo es normal contar la historia de una imagen, sin embargo esta vez no se esperaba que las reacciones fueran tales. Dijo que de un trabajo hecho de más de 500 fotografías que la agencia AFP obtuvo para mostrar el momento de la despedida de Mandela, un “selfie” fue el que captó la atención de los medios.

 “Desde el podio, Obama acababa de describir a Nelson Mandela como un gigante de la historia que logró la justicia, después de eso el presidente se sentó a unos 150 metros de donde me encontraba”, relató Schmidt.

Cuando decidió seguir el resto de los movimientos de Obama, como contó Roberto, no se le hizo nada fuera de lo normal que junto con David Cameron y una rubia a quien explica no reconoció en primera instancia ya que pensó formaba parte del gran staff con que cuenta el presidente de Estados Unidos, estuviesen pasando un momento ameno entre risas y bromas; pues había un mundo de gente riendo y bailando para despedir a su más grande líder, Madiba.

“El evento llevaba aproximadamente dos horas y duraría unas dos más, fue entonces cuando la rubia, a quien más tarde identifiqué como la primer ministro danés, Helle Thorning Schmidt, sacó de su bolsa un teléfono para tomar una foto con Cameron y Obama sonrientes” detalló Roberto.

Una vez con la serie de imágenes captadas por su lente, Schmidt aseguró que no sintió haber obtenido gran cosa, pues se trataba de una ceremonia en África, en donde todas esas actitudes podrían pasar como normales.

Pero eso no sucedió, el fotógrafo explicó que cuando se dio cuenta de las reacciones en redes sociales y el impacto que su imagen tuvo, dijo que una fotografía puede mentir ya que Michelle Obama se encontraba bromeando con los tres protagonistas del “selfie”, minutos antes de que él captara la foto.

Roberto finalizó su escrito con lo que él llamó una reflexión, ya que explica le entristece que nos encerramos en cosas tan triviales del diario y no ponemos atención a lo que realmente importa.

“Fue interesante ver a los políticos en una luz humana, porque por lo general cuando los vemos es en un ambiente tan controlado. Tal vez esto no sería un problema como si nosotros, como prensa, tendríamos un mayor acceso a ellos y ser capaz de demostrar que son humanos como el resto de nosotros” relató.