OPAQ, la organización que lucha contra las armas químicas

Con sede en La Haya, la organización laureada con el Premio Nobel de la Paz 2013, trabaja en la destrucción de armas químicas en todo el mundo.
La OPAQ trabaja en conjunto con la ONU.
La OPAQ trabaja en conjunto con la ONU. (OPAQ (Henry Arvidsson))

Ciudad de México

La Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ), que este viernes fue laureada con el Premio Nobel de las Paz 2013, nació hace 16 años con el objetivo de prohibir a nivel mundial las armas químicas.

El trabajo que desempeña la organización, es apoyado por 189 estados miembros, del cual, México es uno de ellos desde que nació el proyecto internacional.

El principal trabajo de la organización consiste en que los Estados de todo el mundo acuerden no utilizar, fabricar y poseer armas químicas, y en caso, aceptar el desarme de las mismas.

Los países que no se han adherido a la Convención Sobre las Armas Químicas, son Sudán, Angola, Egipto, Siria y Corea del Norte, mientras que Israel y Myanmar no han firmado su ratificación.

La OPAQ trabaja en directo con los Estados que reconocieron poseer armas químicas: Albania, Estados Unidos, Rusia, India, Iraq y Libia. La tarea es supervisar y dar constancia del desarme de las armas químicas.

Desde su creación, la OPAQ ha verificado la destrucción de 58 mil toneladas de agentes químicos, cifra que supone en 81 por ciento del arsenal declarado existente en todo el mundo.

También ha verificado la destrucción de cuatro mil millones de municiones y contenedores químicos, cifra equivalente al 27.32 por ciento del material de este rubro que existe en todo el mundo.

Horas después de que se diera a conocer que la OPAQ fue galardonada con el Premio Nobel de la Paz 2013, la organización emitió un boletín dando cuenta de que el trabajo realizado siempre ha sido “con silenciosa determinación”.

“Nuestra organización se encarga de verificar la eliminación de las armas químicas del mundo y alentar a todos los países a que se adhieran a esta norma ha costado ganar”.